Revista Ecclesia » El obispo peruano David Martínez: «Hay que construir una Iglesia participativa y en salida»
Internacional Noticias Última hora

El obispo peruano David Martínez: «Hay que construir una Iglesia participativa y en salida»

El obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, Perú, David Martínez de Aguirre Guinea, realizó declaraciones a Radio Madre de Dios, tras presentar el Plan Pastoral 2022-2026, fruto de la Asamblea Anual de esta Iglesia particular, en el cual sus misioneros y misioneras ratificaron su voluntad de escucha, acompañamiento y apoyo a las poblaciones originarias.

Afirmó que «después de la visita del Papa y del Sínodo de la Amazonia, como Iglesia católica nos estamos planteando como dar un impulso, como salir de las inercias, y en eso hemos descubierto unos desafíos que tenemos a nuestro interior, pero también hay desafíos que vienen de la sociedad y del mundo, que nos interpelan a dar una respuesta desde el Evangelios de Jesús».

David Martínez de Aguirre, explicó que «se han descubierto nueve desafíos que se tienen como Iglesia “al interior”, entre los que destacan la capacidad de acogida, las relaciones de hermandad, la vivencia de las celebraciones, además del trabajo con las familias. Asimismo, durante este proceso, se han descubierto otros cinco temas generadores que nos interpelan a dar una respuesta desde el Evangelio, entre los que se encuentran destacados, la corrupción, la desintegración familiar, los impactos socio-ambientales, la migración y la pandemia».

Compromiso de la Orden de los Dominicos con la Amazonia

David Martínez también se refirió al trabajo de la Iglesia católica en el Perú y la renovación de sus compromisos en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas. El obispo de Puerto Maldonado aseguró que «como Iglesia que busca mostrar y socializar la riqueza ancestral y cultural de nuestro país cuyo centro se halla en las tradiciones y las personas que conforman dichos pueblos indígenas». Además, remarcó que los misioneros y misioneras dominicas, presentes por más de un siglo en el sur de la Amazonía peruana, han podido identificar y aprender de ello durante esta larga historia de convivencia e interrelación con los pueblos indígenas. «Ha existido siempre un compromiso de la Orden de los Dominicos con esta realidad de los pueblos indígenas porque, en su contacto, hemos aprendido mucho y queremos que occidente también sea transformado por ese contacto».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa