Revista Ecclesia » El obispo Elizalde ordena un nuevo presbítero para Vitoria: «Cada sacerdote es un milagro»
Iglesia en España Última hora

El obispo Elizalde ordena un nuevo presbítero para Vitoria: «Cada sacerdote es un milagro»

«Todo sacerdote es un milagro y así lo es Rafael, que asume este reto en un territorio muy necesitado de vocaciones». Así ha comenzado su homilía el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, que ha presidido la misa de ordenación de un nuevo sacerdote, el segundo en menos de un año, en la catedral de María Inmaculada de Vitoria.

A Rafael Sánchez, de 32 años, le ha recordado su infancia, cuando «desde niño soñaste con ser sacerdote y, tras muchas pruebas y zancadillas, has encaminado tu corazón hacia este momento tan importante para ti y para todos nosotros, confiado siempre en el plan del Señor», ha expresado el prelado.

El obispo ha reconocido la transformación del nuevo presbítero, que «no es el mismo que llegó a Vitoria hace 5 años, tras dar tus primeros pasos como seminarista, luego como diácono, siempre servidor y trabajador de la viña del Señor, madurando en la fe y en el servicio a los demás, colaborador activo y entusiasta, hombre trabajador infatigable».

«La vocación, como la vida, sólo madura por medio de la fidelidad»

Mirando al joven de 32 años, a los seminaristas y a todos los sacerdotes presentes, el obispo Elizalde ha subrayado que «la Iglesia necesita pastores diligentes para abandonar ese estado de mantenimiento y salir con valentía al encuentro de todos, sin excepción»y ha recordado que «la vocación, como la vida, sólo madura por medio de la fidelidad de cada día».

También ha destacado, especialmente en estos tiempo de necesidad, que todo sacerdote ha de tener una «clara preferencia por las personas más pobres y vulnerables, viendo el rostro de Cristo en ellos». En medio de esta pandemia, más que nunca, «deberás ser un sacerdote cercano y que lo da todo por los demás». La homilía ha finalizado apelando a la alegría de este día. «Ser sacerdote es custodiar lo más importante, la cercanía fiel a Dios y al prójimo» mostrando su ánimo por seguir trabajando por las vocaciones «para trasladar esta alegría tan radiante y esperanzadora a todos en una época donde nuestros jóvenes se decantan por opciones pasajeras y emociones que se desvanecen sin dejar alegría».

Tras la imposición de las manos, las letanías de los santos y colocada su nueva vestimenta sacerdotal sobre Rafael Sánchez, la celebración ha finalizado con unas palabras de nuevo sacerdote agradeciendo a todos su presencia, en especial a su familia por haberle transmitido la fe, y pidiendo que recen mucho por él para que sea un buen sacerdote fiel, servidor del Evangelio y de la sociedad.

En el altar han concelebrado el Vicario General, Carlos García Llata, el rector del Seminario de Vitoria, Unai Ibáñez, formadores de los seminaristas y una cincuentena de curas en representación de todos los sacerdotes de la diócesis.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa