Revista Ecclesia » El obispo de Zamora pide que este año la Semana Santa se celebre «con hondura y profundidad»
Obispo Zamora Semana Santa
Iglesia en España Última hora

El obispo de Zamora pide que este año la Semana Santa se celebre «con hondura y profundidad»

Ateniéndose siempre a las medidas sanitarias «y aforos decretados en cada momento, por las autoridades competentes», el obispo de Zamora, Fernando Valera, ha pedido a través de un decreto una celebración de la Semana Santa «con hondura y profundidad».

Además, el obispo, ha invitado a través de este comunicado publicado este jueves 11 de febrero,  «a que se participe de las celebraciones litúrgicas de los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, celebrándose la totalidad de los cultos internos, actos litúrgicos y de piedad, establecidos por las distintas hermandades y cofradías, respetando las medidas sanitarias y aforos decretados en cada momento, por las autoridades competentes».

Castilla y León, sin procesiones

Precisamente el vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, ha informado este lunes a los representantes de las Juntas de Semana Santa de Castilla y León que la «extrema situación epidemiológica» que vive la Comunidad Autónoma como consecuencia del coronavirus impedirá que este año se celebren actos procesionales y otras actividades vinculadas con la Semana Santa que supongan la reunión multitudinaria de personas.

Por su parte, el obispo de Zamora, desea «que se avive en todos la virtud de la Esperanza, para poder superar las actuales dificultades» y recuerda en el texto «a todos los difuntos, enfermos y personas damnificadas por esta situación» marcada por la covid-19.

Seguir respetando las medidas sanitarias

El prelado ha pedido que, como ya es habitual, en todos los templos parroquiales y lugares de culto se respeten las normas sanitarias y de distancia social establecidas por la autoridad competente. Por lo tanto, que se celebre la Eucaristía, la Penitencia y los demás sacramentos con las debidas precauciones. «Cuando no sea posible la participación en la Eucaristía que se pueda comulgar fuera de la Misa. Los fieles tienen derecho a recibir el Cuerpo de Cristo y de adorar al Señor presente en la Eucaristía en los modos previstos».

Además invita a que se pueda recibir la Penitencia, Unción de Enfermos y viático, «cuando lo soliciten los fieles, ya sea en su domicilio o en los centros hospitalarios». Y en su caso, «usar también todos los medios telemáticos a nuestro alcance para que hagan cercanas las celebraciones a los enfermos, ancianos e impedidos».

Sobre la imposición de la ceniza en el día de Miércoles de Ceniza, 17 de febrero, «se recibirá en todos los lugares donde hay culto público en la diócesis. Teniendo en cuenta que este sacramental pueda ser ofrecido por los ministros previstos».

Por otro lado, siguiendo las orientaciones y normas de la Iglesia Universal de ayuno, oración y limosna, el prelado pide «que todos los viernes de Cuaresma sean días donde se procure la Adoración del Santísimo durante toda la jornada», y para ello, «se habiliten espacios seguros y tiempos para la celebración de la Penitencia y se pueda meditar el Santo Vía Crucis».

En la catedral de Zamora, dichos días y el Miércoles de Ceniza, se celebrará la Eucaristía a las diez de la mañana «y se impartirá la bendición sobre los cuatro puntos cardinales de la diócesis, en la puerta norte de la misma con la Cruz de Carne, pidiendo a Dios por el fin de la pandemia».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa