Revista Ecclesia » El obispo de Vitoria en su felicitación de Navidad: «Vacunarse hoy es un acto de amor solidario y también de responsabilidad y de justicia social»
Iglesia en España Última hora

El obispo de Vitoria en su felicitación de Navidad: «Vacunarse hoy es un acto de amor solidario y también de responsabilidad y de justicia social»

El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, ha felicitado públicamente la Navidad con un mensaje desde la Catedral de Santa María llamando a «descentrarnos de nosotros mismos» y poner en su lugar «a las personas más necesitadas y excluidas» con énfasis en la «promoción de la transmisión de la fe como cauce de vida».

Juan Carlos Elizalde ha felicitado a toda la sociedad alavesa esta fiestas desde una de sus dos sedes episcopales, en esta ocasión la Catedral de Santa María, popularmente conocida como la Catedral vieja. El prelado ha expresado que «como los ángeles, hoy debemos anunciar a todas las personas de toda condición social y religiosa, cercanos o alejados a la Iglesia, la paz y la alegría que trae este histórico acontecimiento. Este anuncio debe servirnos para estar atentos, potenciar la escucha de unos y otros, el entusiasmo evangélico y seguir unidos dentro de la diversidad de carismas que nutren nuestra diócesis».

Abandonar nuestras zonas de bienestar

«Los Reyes Magos nos invitan a movernos, a abandonar nuestras zonas de bienestar, a descentrarnos de nosotros mismos y a aventurarnos al encuentro con todos, especialmente con los más necesitados y excluidos para así afianzar la convivencia en nuestra tierra multicultural». En este sentido, ha afirmado que estamos cerca de Jesús recién nacido «cada vez que colaboramos, que interactuamos, que nos corregimos y que nos complementamos mientras que cada vez que sólo nos oponemos, que nos
excluimos o que nos agredimos estamos más cerca de Herodes, que buscaba al Niño para matarlo».

En los pastores tenemos el espejo de nuestra vida cristiana

«En la medida en que tengamos algo de pobres pastores, reconoceremos al Salvador en un niño, en lo ordinario, en la vida cotidiana y en nuestra propia indigencia. Nuestros ancianos en soledad, nuestros enfermos, nuestros migrantes y refugiados, quienes sufren violencia en sus hogares o en sus vidas o persecución, son los destinatarios privilegiados de la Navidad».

De María nace lo extraordinario

«De María nace lo extraordinario, fuente de los sacramentos de la Iglesia de donde fluyen las vocaciones, la conversión, la transmisión de la fe, el perdón y la apuesta por las personas más vulnerables y pobres de nuestro alrededor».

Trabajar por el bien común

«Que la Navidad la podamos vivir con todas las medidas sanitarias, con la protección de los test, de las vacunas y mascarillas y en solidaridad con las personas de mayor riesgo. Aún con todas las dudas legítimas que pueda suscitar la vacunación, vacunarse hoy es un acto de amor solidario, cuidado y también de responsabilidad y de justicia social».

El obispo de Vitoria ha denunciado que «de nada sirve esta vacunación si los países del tercer mundo no tienen acceso a las vacunas en una situación de pandemia mundial», sumándose así a la petición del Papa para que se envíen vacunas a todos los rincones del globo.

Tras sus palabras, ha habido un breve concierto de Navidad con villancicos en castellano y en euskera por parte de las corales ‘Vicente García’, ‘Mairu’ y ‘Ahots Argiak’, cerrando el acto el deán del Cabildo de la Catedral, José Domingo Gómez, quien ha agradecido a todos su participación y su asistencia a esta felicitación oficial del Obispo de Vitoria.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa

Últimas entradas