Revista Ecclesia » El obispo de Tarazona, monseñor Eusebio Hernández Sola escribe una carta de ánimo a los desempleados
diocesis-tarazona
Iglesia en España

El obispo de Tarazona, monseñor Eusebio Hernández Sola escribe una carta de ánimo a los desempleados

El obispo de Tarazona, monseñor Eusebio Hernández Sola escribe una carta de ánimo a los desempleados

El obispo de Tarazona, monseñor Eusebio Hernández Sola, y el Consejo de Presbiterio de la Diócesis, han querido hacer pública esta carta que quiere llevar unas palabras de ánimo y aliento a las personas que están perdiendo su empleo y de responsabilidad a aquellos que puedan dar soluciones a esta lacra del paro y la crisis.

El Consejo Presbiteral de la Diócesis de Tarazona, presidido por su Obispo, D. Eusebio Hernández Sola, a la vez que manifestamos nuestra honda preocupación, nos hacemos solidarios con todos los que en los pueblos y ciudades de nuestra pequeña Diócesis, junto con vuestras familias, sufrís las consecuencias dolorosas del desempleo.

 

Pero, de manera singular, lo hacemos con los cientos de obreros de las multinacionales implantadas en Calatayud y Ateca que ahora estáis pendientes de ser despedidos de vuestro trabajo, como consecuencia de decisiones empresariales en las que quizás no se tenga en cuenta la “decidida convicción de la primacía de la persona sobre las cosas, del trabajo del hombre sobre el capital…” (Juan Pablo II. Laborem Exercens 13)

 

Esperamos que empresas y obreros puedan llegar a acuerdos que hagan menos grave y doloroso el drama en que vayan a quedar personas, familias y pueblos afectados si finalmente no se consigue que, de alguna manera, se mantenga el pleno empleo, como sería nuestro deseo. “El trabajo es, en un cierto sentido, una condición para hacer posible la fundación de una familia, ya que ésta exige los medios de subsistencia que el hombre adquiere normalmente mediante el trabajo”. (Juan Pablo II. Laborem Exercens 10)

 

Es la fe en Jesucristo que, siendo fiel a la misión recibida del Padre, empleó su vida en reconocer y recuperar la dignidad de las personas más vulnerables y desfavorecidas, lo que nos mueve a manifestar estos deseos.

 

Por eso, nos sentimos también cercanos a los muchos que están sufriendo las consecuencias de los recortes sociales que afectan de manera especial a los más pobres y desprotegidos.

 

Frente a estos problemas, y también movidos por la fe y la caridad, valoramos el hecho de que sacerdotes de nuestra Diócesis han entregado a Cáritas un mes de sueldo para el alivio de alguna situación dramática concreta de personas en graves dificultades.

 

Con todo mi afecto y en nombre del Consejo Presbiteral, os saludo y os bendigo.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR

Obispo de Tarazona

 Tarazona, 29 de Abril de 2013

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa