Carta del Obispo Iglesia en España

El obispo de Segorbe-Castellón abrirá una ‘Puerta de la Misericordia’ en la Prisión de Castellón

casimiro-lopez-llorente
El obispo de Segorbe-Castellón abrirá una ‘Puerta de la Misericordia’ en la Prisión de Castellón
El próximo domingo, 24 de enero, Mons. Casimiro López celebrará con los presos del centro penitenciario de Castellón el Jubileo de la Misericordia. Allí abrirá, además, una Puerta Santa en la capilla del Centro Penitenciario de Castellón, que será uno de los pocos en toda España en abrir una “Puerta de la Misericordia”. Éste centro penitenciario (Castellón I) cuenta con unos 700 internos.

 
Antes de la apertura oficial del Jubileo de la Misericordia en la Catedral de Segorbe, Mons. Casimiro López Llorente quiso celebrar con los presos un acto de la misericordia y acudió a la prisión de Albocácer (Castellón II): “fue conmovedor ver a los presos cómo se abrazaban a la Cruz, cómo apoyaban su cabeza en el costado de Cristo para recibir ellos también la misericordia”, ha explicado el Obispo.
 
El prelado espera con especial cariño esta visita a la cárcel. Y asegura que “por grande que sea el delito, Dios siempre les perdona. Dios va más allá de la justicia, eso es la misericordia, el amor perfecto que sabe perdonar y sabe olvidar. Y esto es la base para que los presos comiencen su recuperación interna y así entren en ese proceso de rehabilitación que les pueda devolver rehabilitados un día a la sociedad“.
 
El obispo celebrará la eucaristía que marcará el inicio del Jubileo decretado por el Papa Francisco, y que él abrió en Roma el martes pasado, 8 de diciembre. A continuación Mons. López Llorente, junto a reclusos y voluntarios, peregrinarán en silencio por la galería central hasta llegar a la Puerta Santa, que ante ella engalanada, el Obispo realizará el rito de apertura y la abrirá. La capilla estará vacía, un espacio diáfano, sin bancos, solamente iluminada con una luz muy fuerte acogerá a todos los participantes como si entraran al mismísimo corazón de Dios, explica Sonia Barreda, Delegada de Pastoral Penitenciaria de la diócesis.
 
Los internos esperan con gran entusiasmo e ilusión esta gran celebración, que llevan preparando desde hace semanas, profundizando en qué es la misericordia qué es, cuáles son las obras de misericordia y qué significa la puerta santa y el jubileo. Sonia asegura que “si en algún sitio se ve la misericordia de Dios es en la cárcel: por un lado, en los voluntarios porque encarnan una de las obras de misericordia: “estuve preso y me visitasteis”; y por otro lado, para los presos ver que hay alguien que les quiere por encima de todo y les abraza es muy grande. Hay una frase que dice: “No tenéis ternura, sólo tenéis justicia, por eso sois injustos”, eso es lo que queremos llevarle a los presos: la ternura, la misericordia de Dios que les abraza y no les juzga. Ellos saben que al final es Dios el único que les puede perdonar. Saben que Dios es el que mejor les entiende y a quien de verdad se pueden confiar, que no les juzga, ni ve lo que han hecho, sino que les quiere y les abraza como son. Dios no les preguntan qué han hecho, sino cómo están.
 
La delegada asegura que los reclusos están viviendo con expectación la preparación de esta celebración: “les anima y motiva ver que hay mucha gente trabajando para que ellos puedan abrazarse a la misericordia de Dios. Y que el obispo vaya a la prisión a celebrar con ellos el año de la misericordia, lo ven como algo muy grande”.
 
El Papa Francisco trataba a principios de septiembre aspectos concretos del Jubileo y afirmaba que este tiempo “siempre ha sido la ocasión de una gran amnistía, destinada a hacer partícipes a muchas personas que, incluso mereciendo una pena, sin embargo han tomado conciencia de la injusticia cometida y desean sinceramente integrarse de nuevo en la sociedad dando su contribución honesta. Que a todos ellos llegue realmente la misericordia del Padre que quiere estar cerca de quien más necesita de su perdón”.
 
Por este motivo ha determinado, además, que los presos “en las capillas de las cárceles podrán ganar la indulgencia, y cada vez que atraviesen la puerta de su celda, dirigiendo su pensamiento y la oración al Padre, pueda este gesto ser para ellos el paso de la Puerta Santa, porque la misericordia de Dios, capaz de convertir los corazones, es también capaz de convertir las rejas en experiencia de libertad”. El centro penitenciario de Castellón cuenta con una capilla, que se convertirá así en lugar jubilar.
La población reclusa en la diócesis es de unas 1900 personas: unas 700 personas en Castellón I y unas 1300 en Castellón II (Albocácer). 

https://www.youtube.com/watch?v=srCghtNwVlY&feature=youtu.be

Oficina de Prensa. Diócesis de Segorbe-Castellón
GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email