Revista Ecclesia » El obispo de Menorca presenta a los políticos Fratelli tutti: «Construyamos una sociedad más justa y solidaria»
Iglesia en España Última hora

El obispo de Menorca presenta a los políticos Fratelli tutti: «Construyamos una sociedad más justa y solidaria»

El obispo de Menorca, Francisco Conesa Ferrer, presentó el 10 de diciembre a los representantes políticos de la isla Fratelli Tutti, la nueva Encíclica del Papa Francisco. El prelado destacó que, con este texto, el Santo Padre se dirige no sólo a los cristianos sino a toda la sociedad, con unas reflexiones de carácter político, social y solidario, por este motivo, todo el mundo se puede sentir interpelado por las palabras del Papa. «Se trata de un texto sobre la fraternidad y la amistad social que busca inspiró para construir un modelo político y económico más justo y solidario». La presentación, que se llevó a cabo el seminario diocesano de Menorca, contó con la asistencia de un gran número de representantes de los diferentes partidos políticos.

Una política basada en la dignidad humana y la caridad política

Tal y como explicó Conesa Ferrer, uno de los ejes centrales de la Encíclica es la dignidad humana. «El principio de una buena política es la dignidad humana porque todo ser humano tiene derecho a vivir con dignidad. Necesitamos una voluntad política de fraternidad. En nuestro mundo, observamos día a día un auge del individualismo y el egoísmo». En este contexto, Francisco nos recuerda que «el individualismo es el virus más difícil de vencer». El obispo destacó que el Papa se dirige muy especialmente a los políticos, «hablando de la importancia de la caridad política, es decir, la importancia de preocuparse por el bien de todos, de toda la sociedad. “La política movida por la caridad es una altísima vocación”».

Una economía más social y justa

Por otra parte, es esencial integrar la economía dentro de la política. El Papa reclama una sana política, capaz de integrar la economía dentro de un sistema político que busca el bien común. El crecimiento económico no puede dejar de lado a los más débiles. Por este motivo, es fundamental un Estado activo, que proteja a los más débiles, que garantice un bienestar para todos. En este sentido, el obispo de Mallorca advirtió a los políticos menorquines «de la necesidad de pensar y plantear la política a largo plazo, evitando acciones inmediatas, con una política que piense en el futuro. También recordó que el Papa  ya dedicó parte de su Encíclica Laudato si’(2015) a este punto. En asuntos como el medio ambiente, necesitamos soluciones a largo plazos, no acciones inmediatas».

La cultura del diálogo y el respeto a los demás

Otro de los puntos de la Encíclica, que el obispo abordó es el del respeto al otro, al opositor. «Desgraciadamente, la polarización social está creciendo en nuestros países, en muchas ocasiones sólo aceptamos a las personas de nuestro entorno, las que comparten nuestras opiniones. Los políticos deben ser ejemplo de convivencia y respeto para los ciudadanos, y deben poner en práctica la caridad política, la escucha y el respeto a los demás».

Sociedades abiertas y fraternas

Además de los desafíos que supone el auge de la polarización social y el aislamiento de los individuos en entornos cerrados, «el Papa nos recuerda el peligro del aumento de los nacionalismos cerrados, un hecho que está incrementando en diferentes Estados miembros de la Unión Europea. Construir muros, sembrar miedos y desconfianzas hacia los inmigrantes debilita, y pone en peligro, el proyecto fraterno y solidario sobre el que tenemos que construir y enriquecer nuestras sociedades».

Este proyecto solidario debe abrirse al exterior, ayudando a los países que más lo necesitan, «porque una ayuda mutua nos beneficia a todos. Los organismos mundiales deben esforzarse en ayudar a los más pobres y vulnerables. El último punto que destacó el obispo es el de buscar más la fecundidad que los grandes éxitos. Dejemos de lado el marketing, las diputas partidistas. Lo más importante no es conseguir grandes éxitos sino garantizar un buen servicio a las personas».

Un diálogo enriquecedor con los políticos menorquines

Finalmente, el pastor de la Iglesia menorquina expresó que Fratelli Tutti expone ideas que son importantes para mejorar la vida política, siendo esencial que inspiren a los que se dedican a la política y al bien común. Se trata de una Encíclica abierta a todos, que apuesta mucho por el diálogo, agregó Francisco. Al terminar su exposición, se abrió un tiempo de diálogo muy enriquecedor entre los representantes políticos y el obispo, que agradeció la asistencia de los diferentes representantes políticos a la presentación y la buena acogida a esta iniciativa, que se desarrolló en un clima de diálogo y concordia.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa