Diócesis Iglesia en España

El obispo de Málaga, Jesús Catalá, recuerda en Melilla que ser cristiano no es hacer la primera comunión y después olvidarse de la fe

catala

El domingo 2 de diciembre  Mons. Catalá presidió la Eucaristía en la parroquia de San Agustín y por la tarde en la parroquia del Sagrado Corazón. Los hermanos de la Hermandad del Rocío lo invitaron a almorzar y le impusieron la medalla del Rocío. Firmó el libro de honor de la Hermandad y cantaron juntos la Salve.

Ya en la mañana del lunes presentaron en rueda de prensa las claves del Año de la fe y su concreción para la ciudad de Melilla.  En este sentido,  destaca que la parroquia del Sagrado Corazón es el lugar elegido para ganar la indulgencia plenaria con motivo del Año de la fe.

RECORRIDO POR EL TEMPLO

Se propone un recorrido por el interior del templo para profundizar en los misterios de nuestra fe. Este recorrido “comienza en el altar mayor, lugar de sacrificio, donde se rezará el Padrenuestro. En la pila bautismal, lugar de nacimiento de la fe, se proclamará el credo y se besará la pila. Después se visitará el Santísimo Sacramento, donde se adorará al Señor y se pedirá por el papa. En el altar de la Virgen se rezará el Ave María. Y la visita concluirá con una visita al Cristo de la Paz para contemplar el lugar donde ha sido redimida la fe los cristianos”, explica el vicario episcopal para Melilla, Roberto Rojo.

AÑO DE LA FE

Mons Catalá manifestó en rueda de prensa a los medios locales que el principal objeto de este Año de la fe,  coincidiendo con el cincuenta aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II,  es renovar la fe en Dios y el diálogo con Jesucristo. “No se puede ser un cristiano pleno sin saber en qué consiste la fe, que es un don divino”, aseveró. “Cada creyente debe practicar el diálogo con Jesucristo como un acto de amor y amistad”, añadió el obispo.  Éste es el objetivo primordial que ha asumido la Diócesis de Málaga para este periodo anunciado por Benedicto XVI. “Hay que dar un profundo repaso a nuestras creencias. Ser cristiano no es hacer la primera comunión y olvidarse de la fe. Además, hay que unificar el lenguaje religioso de todos los que comparten este don de Dios”, agregó.  Así pues, Catalá invitó a todos los melillenses a llevar a cabo este ejercicio interior de renovación de su fe y a establecer diálogo con todos aquellos que no creen para acercarles a Jesucristo.

ENCUENTROS

Mons. Catalá aprovechó su visita a Melilla para encontrarse con todos los sacerdotes destacados en la ciudad con los que habló sobre  el Año de la fe.  De igual modo se reunió con los trabajadores y voluntarios de Cáritas, a los que animó a seguir adelante en esta obra social de la Iglesia, con los recursos que se tengan, aunque sean insuficientes. En la noche del lunes el prelado malacitano se encontró, en la parroquia de Santa María Micaela, con el presidente del voluntariado de la cárcel, el sacerdote paúl Ángel, y los voluntarios, a los que animó en su labor evangelizadora.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email