obispo-leon-everest
Iglesia en España

El obispo de León se reúne con los trabajadores de Everest

NOTA DE PRENSA EL OBISPO SE REÚNE CON LOS TRABAJADORES DE EVEREST Y LES TRASLADA EL APOYO DE LA DIÓCESIS

* En el encuentro, representantes de la plantilla explicaron los problemas laborales y reclamaron la “unión de toda la sociedad para asegurar el futuro”.

* Al inicio de la reunión el obispo trasladó el pésame a toda la “familia minera”, que vive hoy una jornada de luto por el fallecimiento de un trabajador.

El obispo de León, Julián López, se ha reunido esta mañana con una representación de trabajadores del Comité de Empresa de las compañía Everest, que le expusieron el estado de inseguridad ante el futuro y la falta de información que viven ellos y sus familias. Toda la plantilla de Everest se encuentra en situación de huelga indefinida desde el pasado día 9 de marzo ante la situación de impago de siete nóminas, lo que ya está provocando serios problemas a muchas familias.

En el curso de la conversación quedó patente la tensión que se está viviendo en el seno de la plantilla de esta empresas editorial de León y de referencia en toda España, motivada no tanto por la crisis económica que afecta a todos los sectores de la población y muy especialmente a los trabajadores, como por una “actitud inexplicable” por parte de la dirección de la empresa que por humanidad y por exigencia legal (Estatuto de los Trabajadores, art. 64) debería tener al corriente de sus intenciones al personal a su cargo y satisfacer puntualmente el pago de las nóminas adeudadas. Una situación que los integrantes del comité de empresa han calificado de angustiosa y que mantiene en vilo a más de 300 familias.

TRABAJO Y DIGNIDAD DE LA PERSONA

        El obispo Julián López, en nombre propio y en el de la Diócesis, compartió esta preocupación recordando cómo el Papa Francisco ha subrayado en numerosas intervenciones la dignidad y la importancia del trabajo, el cual es, además, un elemento fundamental para la dignidad propia de la persona, porque la hace creativa y capaz de mantenerse a sí misma, a la propia familia, y contribuir al crecimiento del país.

El prelado legionense comprometió la ayuda de las instituciones de la Iglesia para con aquellas familias más necesitadas en una iniciativa que se desarrollará con discreción y delicadeza y también anunció que en la Diócesis se compartirán las preocupaciones con las comunidades cristianas para que tomen conciencia de la gravedad de este problema y otro similares y para que les apoyen en la medida de sus posibilidades. El obispo manifestó igualmente su disposición para apoyar la resolución de este problema laboral ante la dirección de la empresa y ante las Administraciones públicas.

En este sentido, sin olvidar a tantas familias que lo están pasando muy mal en éste y en otros sectores económicos, los trabajadores y el obispo coincidieron en subayrar lo que representan en León y fuera de León los puestos de trabajo directos e indirectos generados por Everest y en calificar como muy preocupante lo que está sucediendo. El prelado legionense estimó que los propietarios de la empresa Everest tienen la obligación moral de hacer lo posible por mantenerla como continuación de una larga y honorable tradición familiar, y más tratándose de una de las empresa emblemáticas en España y en el mundo, por fidelidad a la historia y acogida de las intenciones de sus fundadores.

Así mismo los representantes del Comité de Empresa y el obispo coincidieron en reclaman el apoyo de todos los leoneses de buena voluntad y el establecimiento de un cauce de comunicación de las empresa con sus trabajadores, para alejar la impresión de que se está buscando un beneficio egoísta al margen de los parámetros de la justicia social.

PÉSAME POR EL ACCIDENTE MORTAL DE UN MINERO

También, el obispo Julián López trasladó al principio de este encuentro, en nombre de toda la Diócesis, “el más sincero y hondo pésame” a los familiares, compañeros y miembros de la toda la familia minera de León que hoy vive una jornada de luto por el fallecimiento de un trabajador registrado ayer en el Pozo Salgueiro de Torre del Bierzo, y elevar “a Dios misericordioso oraciones por su eterno descanso”, al tiempo que “pidió para sus familiares y amigos fortaleza humana y esperanza cristiana” y expresó el deseo de que la recuperación de los heridos sea rápida y completa.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME