Iglesia en España Nacional

El obispo de León entregó al Papa Francisco la partida de bautismo del jesuita y misionero en Alaska, Padre Llorente

padre-llorente

El obispo de León entregó al Papa Francisco la partida de bautismo del jesuita y misionero en Alaska, Padre Llorente

El obispo de León, Mons. Julián López, ha iniciado la “Visita Ad Limina” a Roma con un encuentro con el Papa Francisco, quien ha recibido en audiencia en el Palacio Apostólico al prelado legionense, junto con los obispos de Astorga, Camilo Lorenzo; de Santander, Vicente Jiménez; y el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz; los cuatro obispos de las diócesis que integran la Provincia Eclesiástica de Oviedo. Tras intercambiar con el Papa un saludo de bienvenida, el obispo de León, acompañado por el canciller-secretario de la diócesis, Florentino Alonso, hizo entrega al Papa Francisco de una copia de la partida de bautismo del padre Segundo Llorente, que se encuentra en la parroquia de Mansilla Mayor.

Con la entrega simbólica de este documento el obispo de León aprovechó para pedir al Santo Padre que se interesara por la apertura de la causa de beatificación y canonización de este famoso misionero jesuita leonés, a quien el propio Papa propuso como modelo a los jesuitas de todo el mundo en la celebración de la fiesta del Santísimo Nombre de Jesús el pasado día 3 de enero. También el Pontífice resaltó recientemente la figura de Segundo Llorente Villa en una entrevista publicada en la revista La Civiltà Cattolica, en la que remarcaba el ejemplar testimonio del Padre Llorente, como “tenaz y contemplativo misionero en Alaska que no sólo aprendió el idioma, sino que tomó el pensamiento concreto de su gente”, y como modelo de “lo que hicieron los grandes misioneros religiosos”. Junto con la partida de bautismo del Padre Llorente, el obispo de León, en nombre de toda la diócesis, también entregó al Papa una reproducción en metacrilato de la Catedral.

Este sacerdote jesuita y ante todo misionero en Akulurak, Alaska, en pleno Círculo Polar Ártico, nació el 18 de noviembre de 1906 en Mansilla Mayor, León. A los 17 años decidió ser sacerdote. A los 19, ser misionero. Buscó en el mapa el lugar más recóndito, difícil en todo el mundo, y obtuvo permiso para ir a Alaska. Cerca de 40 años entre los esquimales, al uno y otro lado del Río Yukón, recorrió kilómetros y kilómetros. Estuvo largas temporadas en Akulurak, Bethel, Kotzebué y Alakanuk, pero sus crónicas más famosas son las que se conocen con ese mismo nombre recogidas en un libro llamado “Crónicas Akulurakeñas”.

Visitó España una vez en 1963 con el único propósito de suscitar vocaciones. Escribió 12 libros sobre Alaska a lo largo de su vida, todos en español. Hablaba inglés perfectamente, lo había estudiado en Kansas, y llegó a hablar, él decía “chapurrear”, el esquimal.

Envió miles de crónicas, invitando con su profunda y habitual alegría, a la vocación sacerdotal y a misionar, y cartas y artículos describiendo la vida y anécdotas esquimales, que pronto se iban publicando en una revista de misiones, principalmente en la ya extinguida “El Siglo de las Misiones”. Dichos artículos seleccionados y recopilados dieron lugar más tarde a varios libros.

Murió el 26 de enero de 1989 en Spokane, estado de Washington, y fue enterrado el 30 de enero en Desmet, en el estado de Idaho, en Estados Unidos.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email