Revista Ecclesia » El obispo de Jaén rememora el descenso de la Virgen de la Capilla a la ciudad
Virgen Cabeza Jaén
Iglesia en España Última hora

El obispo de Jaén rememora el descenso de la Virgen de la Capilla a la ciudad

«El camino de venida es siempre un descenso. Es Dios quien da el primer paso para su relación con el ser humano». Así comenzó la homilía del obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro este 11 de junio, día en el que el pueblo de jiennense rememora el descenso de la Virgen a la ciudad, como lo hiciera según la tradición la noche del 10 al 11 de junio de 1430.

«La fe es siempre un don de Dios un acercamiento de Dios a nosotros. La fe es un don y un regalo que cuando tenemos la fe de experimentarlo se convierte en un modo de ser y de vivir», explicó el prelado. «El corazón de María siempre se asocia a su obra redentora. Primero, en su existencia humana, acompaña por el bendito San José. María aprende a guardar las cosas en su corazón y en él también a acoger, y con Jesús nos acoge a nosotros».

María es la primera creyente

En este sentido, Rodríguez Magro aseveró que «María es la primera creyente. La gran creyente. Guardaba la palabra del Señor, las acciones del Señor, la que entendía y las que no entendía. Las que la hacían sufrir y las que no. ‘Dichosa tú q has creído porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá’»

Para finalizar, el obispo recordó que «hoy, día de la Capilla tiene que ser para nosotros, desde la fe en Ella, un día de esperanza de resurrección de vida Nueva. Porque Dios sigue estando con nosotros y aquí en este descenso ha estado con nosotros».

También quiso reivindicar el patronazgo de la Virgen de la Capilla como madre de todos los jiennenses a los que cuida como una Madre, y los protege desde hace casi 600 años. «Qué bueno sería que creciera esa devoción a nuestra patrona  en todos los rincones porque ella es la madre y protectora. Le pedimos a la Madre que nos proteja y si pudiéramos escucharla la oiríamos decir que Jaén merece más y que todos deberíamos poner más de nuestra parte para mejorar  la ciudad que tanto amamos y que tanto ama Dios».

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa