Revista Ecclesia » El obispo de Córdoba preside la clausura de la causa de beatificación del hermano Pedro Manuel Salado
Iglesia en España Última hora

El obispo de Córdoba preside la clausura de la causa de beatificación del hermano Pedro Manuel Salado

«Nosotros acompañamos con la oración porque nos estimula a ser como Pedro Manuel, a gastar nuestra vida en favor de los demás». Así clausuró el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, el procedimiento instructorio diocesano para la Causa de Beatificación del Hermano Pedro Manuel Salado. En este acto celebrado en la catedral este 20 de marzo, participaron los miembros de la comisión: El delegado episcopal, Domingo Moreno, el promotor de justicia, Juan Laguna, y el notario, Manuel Fernández.

Por su parte, Consuelo Csanady, directora general de Hogar de Nazaret y superiora de la rama femenina, recordó que «con Pedro Manuel Salado Dios ha querido darnos un embajador excepcional» y quiso mencionarlo en esta situación de pandemia que estamos viviendo asegurando que el hermano «nos dice hoy que debemos seguir dando la vida por los demás». Eugenio Arellano, obispo de Esmeraldas, agradeció a la Iglesia de Córdoba asumir esta causa., «porque la vida del Hermano Pedro Manuel ha sido testimonio para nosotros». Él daba su vida por los niños pobres de Esmeraldas «todos los días». El prelado terminaba su intervención asegurando que «Dios bendice a la Iglesia cuando sus pastores se consagran a los más pobres».

El 12 de octubre de 2018 se abrió la Causa de Beatificación del Hermano Pedro Manuel tras el traslado de competencia del vicario apostólico de Esmeraldas (Ecuador). Aunque lo dispuesto por la legislación canónica es que la causa se abra donde fallezca el siervo de Dios, por causas justas, el proceso puede ser trasladado a otra diócesis, en este caso a la de Córdoba. En aquel acto el obispo se constituyó como Juez de la causa y, junto con los miembros del Tribunal, juraron atender la misión encomendada, que hoy da un paso más con la clausura de la fase diocesana.

Acto jurídico

Durante el acto jurídico certificaron que las actas originales, y las dos copias de las mismas que se van a enviar a la Congregación para las Causas de los Santos en Roma, son íntegras y auténticas. A continuación se ha tomado juramento al portador o cursor de la Causa, Miguel Varona, de las copias para Roma. El acto jurídico ha concluido con la firma y sello de las actas, y el cierre con lacre del original y las dos copias. En el acto estuvieron también presentes el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, y el obispo de Cádiz, Rafael Zorzoza.

La Fase Romana de la Causa comenzará una vez que las dos copias se entreguen en Roma y el postulador romano de la Causa, fray Alfonso Ramírez Peralbo OFMcap, solicite que se abran esas dos copias y se declare allí la validez del proceso diocesano.

Al acto jurídico le siguió la misa de acción de gracias presidida por el obispo de Córdoba, que durante su homilía pidió que «la Iglesia reconozca el testimonio del Hermano Pedro Manuel y éste sea capaz de generar más testimonios como el suyo». El prelado recordó que «el que entrega su vida por amor ha ganado para siempre».

Historia de la Comunidad

El Hogar de Nazaret es una comunidad católica fundada por María del Prado Almagro en 1978. Con más de cuarenta años de su fundación, la misión principal es ayudar a niños y jóvenes sin hogar y con situaciones complicadas. Allí encuentran una educación humana y cristiana.

Pedro Manuel Salado de Alba que murió en el año 2012, de forma heroica, después de salvar a 7 niños de morir ahogados. Nacido en Chiclana de la Frontera (Cádiz) en enero de 1968, era miembro consagrado del Hogar de Nazaret, que tiene en Córdoba su sede fundacional. Se consagró al Señor en el año 1990 y hasta 1998 vivió en el Hogar de Nazaret de Córdoba de la calle Osio, después fue destinado a la misión de Quinindé en Ecuador. Allí dirigió un Hogar y la Escuela-Colegio Sagrada Familia de Nazaret, con una entrega reconocida por aquellos que lo conocían. Falleció el 5 de febrero de 2012, en la Playa de Atacames, exhausto, tras llevar hasta la orilla a siete niños atrapados por el mar.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa