Revista Ecclesia » El obispo de Albacete propone celebrar una misa semanal por el fin de la pandemia
Iglesia en España Noticias Última hora

El obispo de Albacete propone celebrar una misa semanal por el fin de la pandemia

El obispo de Albacete, Ángel Fernández, ha puesto en marcha una nueva iniciativa en este tiempo de pandemia. En una carta dirigida a todas las parroquias de la diócesis de Albacete, invita a los sacerdotes a celebrar «una misa a lo largo de la semana, o en los domingos del Tiempo Ordinario, a modo de rogativa por el fin la pandemia». Esta celebración semanal deberá darse a conocer a los fieles de cada parroquia indicando el día y hora en el que tendrá lugar. Además, Fernández subraya que «la intención principal de esta misa debe ser pedir al Señor el cese y la desaparición de la pandemia de la Covid-19». Con la unión de todos los fieles de la diócesis, «suplicaremos a través de la oración el cese y la virulencia de este virus que mata y rompe vidas y familias».

El pelado advierte en su misiva que «hay que superar esta triste y desgraciada situación en que nos encontramos, además de con otras medidas adecuadas que nos van exigiendo, también, por nuestra parte, con la ayuda eficaz y poderosa de la fe en Dios y la oración», al tiempo que reconoce que el coronavirus es una enfermedad que «ha producido y sigue produciendo dolor, sufrimiento y desconcierto». Por eso, insiste el obispo de Albacete, «desde el principio, afrontamos con fe, esperanza, docilidad e inmensa generosidad en la entrega, la realidad que se nos imponía desde las autoridades sanitarias y de los gobiernos nacional y autonómico, así como afrontamos también la atención a los enfermos, a las familias de los fallecidos, los entierros, los confinamientos y otras situaciones inesperadas y sangrantes».

De este modo añade que «desde el primer momento, fuimos creativos y ayudamos a mantener la presencia de Dios y de su Iglesia, y las celebraciones litúrgicas, mediante el uso de las redes sociales» y recuerda que «fuimos capaces de estar cerca de las familias más castigadas y ayudarlas, de los profesionales de la sanidad y fuerzas de seguridad, y de multitud de voluntarios». Por último, el obispo ha querido destacar que «como cristianos, personas de fe y esperanza, también ahora podemos y debemos seguir ayudando en esta lucha contra la pandemia, con amor caritativo, y con una herramienta tan natural y sustancial entre nosotros como es la oración».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa