obispo auxilar sevilla
Iglesia en España

El obispo auxiliar de Sevilla explica el Directorio diocesano de iniciación cristiana

El obispo auxiliar de Sevilla explica el Directorio diocesano de iniciación cristiana

Monseñor Santiago Gómez: “La Iglesia tiene la obligación de pensar bien cómo inicia a las nuevas generaciones”

Nuevo Directorio Diocesano de la Iniciación Cristiana. 

El sábado se celebró en la Catedral de Sevilla la Eucaristía de inicio del curso pastoral en la Archidiócesis. Como anunciaba el arzobispo en su reciente carta programática, en esta misa se presentó una de las principales novedades de este curso pastoral: el Directorio Diocesano de la Iniciación Cristiana. El obispo auxiliar de Sevilla, mons. Santiago Gómez Sierra, ha trabajado en la gestión de un documento que da respuestas a “una situación espiritual y eclesialmente nueva”, y que tendrá un año de recepción y conocimiento en las parroquias.

¿Qué es exactamente el Directorio de Iniciación Cristiana?

Es una serie de normas, un proceso pedagógico que la Iglesia de Sevilla quiere implantar para iniciar a las nuevas generaciones, para incorporar a las nuevas generaciones a la vida cristiana. La iniciación cristiana son tres sacramentos, el bautismo, la confirmación y la eucaristía. Lo que aporta este directorio es que esos sacramentos se reciben en un proceso donde, normalmente, el niño en la mayoría de los casos ha sido bautizado a los pocos días de nacer, sin embargo tiene un proceso en el que se le ayuda a conocer e iniciarse en la vida cristiana. Junto con este documento vamos a presentar también mañana el nuevo catecismo de la Iglesia española, de la Conferencia Episcopal, ‘Testigos del Señor’, que será un instrumento que nos ayude en esto.

¿Qué novedades presenta este Directorio respecto a la normativa aplicable hasta ahora en la Archidiócesis de Sevilla?

La novedad fundamental es pasar de entender la catequesis como una preparación inmediata para recibir un sacramento, a entenderla como un proceso, que establecemos de los 7 a los 14 años en el que los chicos van introduciéndose en la vida de la Iglesia.

Don Santiago, ¿la publicación de este Directorio puede dar lugar quizás a algunos cambios en algunas inercias pastorales que se han venido observando en la Iglesia hasta ahora?

Si, ciertamente. Las parroquias tienen una estructura, un funcionamiento. Un par de años para la catequesis de comunión, otro par de años para la catequesis de confirmación, están las distintas edades, en unos sitios con 14 o 16 años, en otros sitios mucho mayores… Nosotros queremos unificar este proceso, porque la Iglesia tiene la obligación de pensar bien cómo inicia a las nuevas generaciones y cómo se incorporan a la vida de la Iglesia.

El Directorio no se dirige solamente a los más jóvenes

También están los adultos que hacen determinadas funciones, que son importantes y que han pasado a ser una costumbre social, como ser padrino de un bautismo o para la confirmación, o contraer matrimonio. Se va a pedir que, dentro de un tiempo, estos adultos tengan completada su iniciación cristiana ¿Qué quiere decir? Pues bautizados, incorporados a la Eucaristía, participando de la Eucaristía, y también confirmados.

¿De alguna manera se nos hace ver a los fieles que ser cristianos, profesar la fe, conlleva también una responsabilidad?

Sí, todo esto obedece a una situación espiritual y eclesialmente nueva. Hace unas décadas, un niño se educaba cristianamente en su familia, porque el ambiente de la familia era cristiano, de convicciones y de práctica, acompañado por el colegio. Eso hoy no ocurre. Tenemos que darnos cuenta de que muchos padres aunque bautizan a sus hijos y les llevan a recibir la primera comunión, ellos mismos no están en condiciones de educar cristianamente a sus hijos, porque no han descubierto el valor de la fe. El hecho de que el niño se incorpore a uno de estos sacramentos será una ocasión para invitar a los padres a incorporarse un poco más a la vida cristiana y a redescubrir su propio ser cristiano. En definitiva, el Directorio va a hacerse cargo de la situación de unas generaciones que llegan a la parroquia cuando van a pedir habitualmente la primera comunión sin una iniciación cristiana, sin conocer qué es la vida cristiana. Por tanto, no podemos seguir actuando como lo hacíamos cuando llegaban en otras condiciones, sino que tenemos que hacernos cargo de esta situación.

¿Cómo se va a implantar este Directorio en la Archidiócesis?

La iniciación cristiana se sitúa fundamentalmente en las parroquias, y este curso 2014-2015 será para su conocimiento en las parroquias, por parte de los catequistas, por la opinión pública y también por parte de los padres. Será un curso digamos que de recepción de ese Directorio. A partir del curso siguiente se empezará a aplicar con los niños que se incorporen a partir de siete años y con los que hagan ese curso la primera comunión. También con los que quieran ser padrinos de bautismo o confirmación, o con las parejas que piensen contraer matrimonio.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.