Revista Ecclesia » El obispo auxiliar de Santiago: «El Camino se convierte en un ágora en el que nos podemos encontrar todos»
Destacada Iglesia en España Última hora

El obispo auxiliar de Santiago: «El Camino se convierte en un ágora en el que nos podemos encontrar todos»

En el día de ayer tuvo lugar un  webinar para sacerdotes, religiosos y religiosas del Camino de Santiago.

Con cerca de 50 participantes, el encuentro, organizado por Acogida Cristiana en los Caminos y que por primera vez tuvo lugar de forma telemática a causa de la pandemia, reunió a miembros de vida consagrada que llevan a cabo una labor de acogida en sus parroquias, en sus comunidades o que se dedican a acompañar peregrinaciones a Santiago de Compostela.

El arzobispo de esta archidiócesis, Julián Barrio, indicó que «quienes peregrinan a Santiago buscan el camino de la conversión hacia Dios Padre».  «El Camino de Santiago», explicó el arzobispo, «acoge a todos los que presienten la voz de Dios, aunque muchas veces no sean conscientes de ello». Para Barrio, se trata de un «camino de conversión, ofrecido a todo el que desee acoger la experiencia, para el que no se exige una previa selección de candidatos, ni tiene tampoco un numerus clausus. Todo lo contrario, uno de sus valores permanentes estriba en que pone en contacto directo al alma y a Dios, incluso para quienes todavía no han descubierto la fe cristiana. Esto tiene un especial valor en nuestro tiempo en el que muchas personas todavía sienten nuestra Iglesia lejana».

Durante el webinar, representantes de numerosas diócesis españolas por las que transcurre el Camino de Santiago por medio de los delegados nombrados para el campo de la peregrinación jacobea y también numerosas religiosas y religiosos que llevan a cabo la acogida cristiana en albergues, pudieron contar su experiencia. Cabe destacar la presencia de religiosos de Portugal, Polonia, o del otro lado del Atlántico, en particular,  desde Brasil.

«¿Cuál puede ser nuestra aportación específica en la acogida y acompañamiento de los peregrinos?»

Esta pregunta fue la que planteó Francisco José Prieto, obispo auxiliar de Santiago, durante su ponencia sobre el Año Santo Compostelano y la Nueva Evangelización.

A su juicio, «lo peculiar de la Nueva Evangelización, tan urgente como necesaria, tan polivalente como retadora, no estará en novedosas presentaciones ni en hábiles estrategias de oferta religiosa, sino en la comunicación emocionada, más que doctrinal, de una vivencia única». Y añadió que «la fe en Jesucristo no es un producto de mercado, sino la experiencia de haber vivido, personal y comunitariamente, el gozo de ser abrazados por un Amor incondicional, el de Dios mismo».

Prieto aseveró que «el Año Santo y el Camino de Santiago son tiempo y espacio, un año de gracia y un tiempo oportuno, horizonte y sendero en estos tiempos que, marcados por el drama y la dureza de la pandemia, debemos recorrer con esperanza por las semillas de bien que Dios sigue derramando en la humanidad y asumiendo que, ante este reto y siempre, nadie se salva solo».

El obispo auxiliar dijo, también, que «la llamada del papa Francisco a una conversión pastoral y misionera tiene, en el Año Santo y en el Camino de Santiago, un apropiado tiempo y espacio: es una invitación a ponernos en camino para salir de nuestras tierras, tantas veces cómodas y refugio de nuestras rutinas».

Tal y como firman en la ACC, en el encuentro estuvieron presentes Segundo Pérez López, delegado de Peregrinaciones, y el deán de la Catedral,  José Fernández Lago. Las experiencias de acogida en la vida sacerdotal y religiosa corrieron a cargo de las Hermanas Agustinas del Monasterio de la Conversión, en Carrión de los Condes; de Antolín de Cela, delegado del Camino de Santiago de la diócesis de Astorga; de César García Purroy, delegado del Camino de Santiago  de la archidiócesis de Pamplona; y de Camino Companions, Acogida en inglés en Santiago.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa