Revista Ecclesia » El nuncio visita Manos Unidas: «El desarrollo del hombre a través del cuidado del planeta es una prioridad del Papa»
Iglesia en España

El nuncio visita Manos Unidas: «El desarrollo del hombre a través del cuidado del planeta es una prioridad del Papa»

«Es una prioridad del Papa Francisco, entre otras, el desarrollo del hombre a través del cuidado del planeta». Así lo expresó el nuncio en España, Bernardito Auza, en su visita a la sede de Manos Unidas.

El nuncio, acompañado de la presidenta de Manos Unidas, Clara Pardo, explicó que «la cuestión del desarrollo internacional y la cuestión humanitaria son dos temas de grandísimo interés. Y porque he trabajado en países donde está presente Manos Unidas».

Donde está Manos Unidas se muestra la cara de la Iglesia

«Donde está Manos Unidas se muestra la cara de la Iglesia, el rostro de Cristo. Son los brazos y los pies de Cristo que se transforman en caridad, en amor y en ayuda para quien lo necesita» subrayó Auza durante el encuentro en los Servicios Centrales de Manos Unidas, el 29 de septiembre.

Tras ser recibido por la presidenta y el secretario general, Ricardo Loy,  mantuvo una breve reunión con los responsables de las áreas de trabajo de Manos Unidas, donde se le expusieron las principales líneas de trabajo. Después, recorrió varios departamentos, mostrando especial interés en el trabajo del área de Proyectos y, más concretamente, en la labor de desarrollo que apoyamos en Madagascar y Haití, países donde ejerció su labor antes de ser nombrado Nuncio Apostólico en España.

https://twitter.com/ManosUnidasONGD/status/1443234703746686976

Mensaje del Santo Padre

Antes de finalizar la visita,  en la que estuvieron presentes, también, tres representantes de las 72 Delegaciones de Manos Unidas y el Viceconsiliario nacional, Azua quiso expresar lo que había supuesto para él el tiempo pasado en los Servicios Centrales de Manos Unidas: «Lo que he visto y escuchado me ha producido una gran satisfacción, por la grandeza de la Organización, por sus esfuerzos para recaudar recursos (necesarios, aunque también se cuente con grandes principios y mucha voluntad), por el esfuerzo de las Delegaciones, por el esfuerzo de todo el que trabaja aquí, por los más de 6.000 voluntarios… Manos Unidas realiza un gran apostolado en un campo privilegiado: el ayudar a las personas y a las sociedades para que sean generadores de su propio desarrollo».

Además, en el nombre del Santo Padre quiso expresar el agradecimiento «a todos los que trabajan y contribuyen para que Manos Unidas pueda lograr sus objetivos, es decir, en una palabra, ser un buen samaritano para quien lo necesita verdaderamente. Esperamos ayudarnos unos a otros y rezar por las intenciones de Manos Unidas y de todas las personas que trabajan y contribuyen para hacer de Manos Unidas una verdadera faz de nuestro Señor Jesucristo y de la Iglesia».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa