Revista Ecclesia » El nuncio inaugura en Zamora el Año Jubilar «para afrontar el futuro con esperanza»
Destacada Iglesia en España Última hora

El nuncio inaugura en Zamora el Año Jubilar «para afrontar el futuro con esperanza»

El nuncio de Su Santidad en España, Bernardito Auza, ha hecho llegar a Zamora: «El afecto, la cercanía, el agradecimiento y bendición del Papa Francisco a esta Iglesia local de Zamora con motivo de su Año Jubilar». Con estas palabras, el nuncio ha comenzado su homilía en la celebración de la solemnidad de san José, en la que la Iglesia Universal también inaugura el Año de de la Familia y que también tendrá reflejo en el Jubileo de Zamora.

Auza ha realizado en la catedral de Zamora un amplio repaso histórico a las raíces de la Iglesia zamorana y ha insistido en la figura de Bernardo de Periogord que restauró la diócesis hace 900 años. Efeméride que se conmemorará desde hoy y hasta el 19 de marzo de 2022, con el el Año Jubilar «Raíces con esperanza» que con la celebración de diferentes actividades «mirará a su pasado con el fin de afrontar el futuro con esperanza».

Discernir es ver con el corazón

Uno de los momentos más solemnes y emotivos de la celebración ha sido el encendido del cirio jubilar por parte del prelado diocesano, Fernando Valera. Este cirio se encenderá en todas las parroquias de la diócesis de Zamora este 21 de marzo y será signo del año de gracia concedido por el Santo Padre.

«Gracias por venir de nuevo a ser testigo del don del Espíritu Santo, en medio de esta Iglesia que peregrina en Zamora», ha expresado Valera, que también ha querido agradecer a los obispos presentes su participación «de este evento en esta humilde y bella Iglesia de Zamora».

Este jubileo es tiempo «de discernir la voluntad de Dios para esta Iglesia que peregrina en Zamora. Discernir es ver con el corazón. Estoy convencido de que el Espíritu Santo ha querido este tiempo en el inicio de mi ministerio en esta mi Iglesia diocesana de Zamora para que, buscando la voluntad de Dios podamos responder al deseo del Bien que tiene nuestro Padre Dios, con la entrega de nuestras vidas. Por otra parte, qué dice el Espíritu a cada persona y a toda la comunidad eclesial acerca de su vida y misión en este tiempo concreto de gracia», ha expresado el obispo.

Visiblemente emocionado, el obispo ha querido recordar y agradecer la acogida los diocesanos en estos tres meses como pastor: «¡Qué agradecido estoy a esta Iglesia que me acoge, me protege y me sostiene en el amor. Cuántos signos de su misericordia he podido vivir en estos tres meses. Gracias».

El jubileo de todos

Decenas de fieles han presenciado la celebración de la eucaristía inaugural del jubileo de Zamora, en un templo en el que se completó el aforo permitido por las autoridades competentes. Entre los asistentes, cabe destacar la presencia de las diferentes realidades diocesanas: Sacerdotes, catequistas, celebrantes de la Palabra, seminaristas, delegados diocesanos, representantes de cofradías, directivos de la Junta Pro Semana de Zamora, religiosas, profesores y un importante grupo de agentes de Cáritas Diocesana de Zamora.

En este sentido, cabe destacar que la dimensión caritativa y social del Jubileo ha tenido un lugar preferente, puesto que por expreso deseo del obispo, han asistido a la eucaristía usuarios de diferentes centros y programas de Cáritas. No hay que olvidar que la colecta de la celebración se destinará, íntegramente, al proyecto de atención a la mujer vulnerable que se gestará a lo largo del Año Jubilar y que verá la luz una vez finalizado este año de gracia.

En la celebración inaugural han participado cuatro obispos de diferentes diócesis españolas: el administrador apostólico de Ciudad Rodrigo, Jesús García Burillo; el obispo de León, Luis Ángel de las Heras Berzal; el obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes; el obispo emérito de León y natural de Toro, Julián López Martín; además del nuncio de su Santidad, el prelado de Zamora, y en torno a 40 sacerdotes.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa