Revista Ecclesia » El nuncio apostólico visita por primera vez Guadix con motivo de las celebraciones de san Torcuato
Destacada Iglesia en España Última hora

El nuncio apostólico visita por primera vez Guadix con motivo de las celebraciones de san Torcuato

«En nombre del santo Padre, el Papa Francisco, tengo el gran placer y honor de saludar al señor alcalde de Guadix y a todas las autoridades. Que el santo Patrón de Guadix, san Torcuato, interceda siempre en favor de los pueblos y de las comunidades de esta región. Santa María de las Angustias, ruega siempre por nosotros». Estas fueron las palabras que dejó en el libro de la ciudad el nuncio de la Santa Sede en España, el filipino Bernardito Auza, que por primera vez se acercó hasta la diócesis accitana con motivo de la fiesta de san Torcuato. Cabe recordar, tal y como reza el nuevo monumento que por suscripción popular se ha eregido en una de las entradas del municipio granadino, que Guadix es una de las primeras diócesis del actual territorio español, pues el envío de san Torcuato fue prescrito por Pedro y Pablo. 

Visita al ayuntamiento

La jornada del 15 de mayo comenzó con la visita institucional del nuncio al ayuntamiento de Guadix. Acompañado por el obispo de la diócesis, Francisco Jesús Orozco, fue recibido primero por el alcalde, Jesús Lorente, y, después, por los miembros de la corporación municipal y los alcaldes de Baza y de Huéscar. También estaba el alcalde de Celanova (Orense), el lugar donde se encuentran los restos de san Torcuato y con el que Guadix tiene una relación de hermanamiento. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del estado también estaban representadas en este primer saludo al nuncio.

El alcalde de Guadix regaló al nuncio, en nombre de la ciudad, una imagen de la Virgen de las Angustias y un ejemplar de El sombrero de tres picos, de Pedro Antonio de Alarcón. 

Misa Pontifical

Del ayuntamiento se dirigieron a la catedral, donde fueron recibidos por el cabildo y sacerdotes de la diócesis. A las 12, comenzó la celebración de la Misa Pontifical, con la que la ciudad accitana, cada año, honra a su Patrón. Presidió la celebración el nuncio y concelebraron el obispo de Guadix y los demás sacerdotes.

En la homilía, el nuncio hizo referencias constantes a San Torcuato y al beato Manuel Medina Olmos, del que se celebra el Año Jubilar. «El obispo beato Manuel y San Torcuato, ambos mártires, dieron su vida sabiendo que Cristo selló su alianza con nosotros con su sangre», dijo Auza. 

También hizo referencia al Año Diocesano del Corazón de Jesús que se celebra en la catedral y del que dijo que «una verdadera devoción al Corazón de Jesús impulsa a realizar en cada momento la tarea siempre actual de acoger el don del amor de Cristo».

Por último, la celebración concluyó con una procesión claustral con la reliquia de San Torcuato y con la bendición apostólica.  Tras la celebración, el nuncio y el obispo de Guadix bendijeron un tondo, o gran medallón en bronce, que recuerda la llegada de la reliquia de San Torcuato a Guadix, en 1593. Es obra del artista accitano José Amezcua y será colocado en la rotonda de entrada al hospital, justo en el lugar donde se recibió la reliquia al llegar a Guadix.

Monumento a San Torcuato

Ya en la tarde del 15 de mayo, tuvo lugar uno de los momentos más especiales para los vecinos de Guadix: la inauguración y bendición de la escultura de san Torcuato, que va a presidir la entrada al municipio por el hospital.

Comenzó el acto José Raya, miembro de la plataforma monumento a San Torcuato, que ha sido la que ha promovido la idea y la que ha realizado la cuestación popular para sufragarla. Durante su alocución quiso dar las gracias a todos por apoyar la idea y por colaborar. También hablaron el alcalde de Guadix, Jesús Lorente, que recordó lo que representa san Torcuato para los accitanos y cómo, a partir de ahora, será san Torcuato quien dé la bienvenida a todos los lleguen a la ciudad de Guadix. El alcalde de Celanova, Antonio Puga, también intervino e hizo referencia al hermanamiento anteriormente mencionado entre los dos lugares gracias a la figura de san Torcuato. 

En los discursos, también tomaron la palabra la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, que recordó a las víctimas de la pandemia, y la Consejera de Fomento, Marifran Carazo.

Después, el nuncio y el obispo de Guadix bendijeron el monumento y descubrieron la placa que preside el pedestal: Prima Sede Hispaniae,  en alusión a la historia de la diócesis y que es el lema sobre el que se ha construido este monumento. 

Tras algunas intervenciones musicales de grupos de la zona, los presentes se despidieron de la escultura en bronce, de 4 metros de altura que, en conjunto, con el pedestal, alcanza los 8 metros, y que es obra del artista accitano Joaquín Torcuato Leyva y ha sido fundida en unos talleres granadinos. Como nos indica Antonio Gomez, delegado de medios de la diócesis de Guadix, «San Torcuato ya luce majestuoso» y que «a partir de ahora cabe esperar que termine llamándose la rotonda de San Torcuato».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa