Revista Ecclesia » El jueves 8 de mayo la diócesis de Plasencia acogerá las reliquias de San Juan de Ávila
reliquias san juan de avila
Especiales Ecclesia

El jueves 8 de mayo la diócesis de Plasencia acogerá las reliquias de San Juan de Ávila

 

El jueves 8 de mayo la diócesis de Plasencia acogerá las reliquias de San Juan de Ávila

El programa de actos previsto es el siguiente:

Para sacerdotes: a las 11.00 h recibimiento de las reliquias en el Seminario; 11.30 h conferencia; 13.00 h eurcaristía de celebración de la fiesta de San Juan de Ávila, patrón del clero español. En la misa celebrarán sus Bodas de oro y plata sacerdotales un total de 13 sacerdotes diocesanos. 50 aniversario sacerdotal: D. José Antonio Esteban Tovar, D. Arturo Casillas Iñiguez, D. José Gil Marqués, D. Saturio Vega Ramos, D. Felipe Sánchez González y D. Eduardo Martín Herrero. 25 aniversario: D. Miguel Ángel García Durán, D. Pedro Sánchez Domínguez, D. Juan Pedro Hernández Alonso, D. José Miguel González, D. Julián Martín Paniagua, D. Juan Antonio García Prieto y D. Juan Manuel De Miguel Sánchez.

Para los fieles: a las 19.00 horas, exposición del Santísimo y oración vocacional; a las 20.00 horas, solemne eucaristía presidida por el Obispo en la catedral y a continuación verenación de la reliquia.

El relicario

En el nuevo relicario se conservan las reliquias que para su causa de canonización se habían enviado a Roma: el corazón y una clavícula del Santo Maestro. El precioso relicario de San Juan de Ávila, donado por los sacerdotes de la Diócesis de Córdoba, es obra de los artistas cordobeses D. Antonio Bernal, escultor, y D. Manuel Valera, orfebre. Está realizado en bronce y plata y representa a san Juan de Ávila enseñando a un grupo de tres sacerdotes jóvenes en el patio de su casa de Montilla, reproducido con todo detalle, incluso con la parra, el pozo, etc.

En la parte superior destaca un corazón de plata que sirve de estuche para contener la reliquia del corazón de san Juan de Ávila, del que salen unos resplandores de gloria, y está coronado por un arca de plata, que contiene una clavícula y es reproducción exacta del arca de madera que contemplamos en la Basílica y que contiene el cuerpo del Apóstol de Andalucía.

 

San Juan de Ávila, maestro de evangelizadores 

10 de mayo es la fiesta de San Juan de Ávila, patrono del clero secular español y este año sus reliquias estarán en Plasencia el día 8 de mayo. En su honor, en nuestra diócesis se realiza todos los años una jornada de fraternidad sacerdotal, con homenaje a los sacerdotes que celebran en el año en curso sus bodas sacerdotales.

El Maestro Juan de Ávila es unas figuras más señeras de la Iglesia del siglo XVI. Forma parte de la extraordinaria generación de santos y santas con que la Iglesia respondió a las recias y turbulentas horas de la reforma protestante. 500 años después, San Juan de Ávila sigue siendo todo un maestro de evangelizadores, un modelo de vida cristiana y un seguro intercesor, que debemos conocer, imitar e invocar.

  Patrono del Clero Español

San Juan de Ávila es el patrono del clero español desde el 2 de julio de 1946, siendo todavía beato. Fue el Papa Pío XII quien concedió este patronazgo. El 31 de mayo de 1970 fue proclamado santo por el Papa Pablo VI. Fue beatificado por el Papa León XIII el 4 de abril de 1894. Benedicto XVI le declaró Doctor de la Iglesia el 7 de Octubre de 2012.

Nació en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) el 6 de mayo de 1500. Falleció en Montilla (Córdoba) el 10 de mayo de 1569. Su fecundo y ejemplar ministerio sacerdotal arrancó en 1526. Quería ser misionero. Pero en realidad fue el gran apóstol y evangelizador de Andalucía, recién vuelta al cristianismo tras los años de dominación musulmana. Las diócesis y tierras de Sevilla, Córdoba, Jaén, Granada y Jerez de la Frontera son testigos de su celo, predicación, acción, escritos, cartas y virtud sacerdotal. Creó quince escuelas y fundó una universidad. Hombre dotado también de gran sentido práctico, realizó algunos inventos.

 Maestro y confesor de grandes santos 

San Juan de Ávila destacó también en su condición de confesor y director espiritual. Intervino en las conversiones de San Juan de Dios y de San Francisco de Borja. Pasado el tiempo influirá también de manera notable en San Antonio María Claret (siglo XIX). Otros excepcionales santos del siglo XVI se beneficiaron de su amistad y de su consejo espiritual como Santa Teresa de Jesús, San Pedro de Alcántara, San Juan de Ribera, San Ignacio de Loyola… Con ellos integra aquella espléndida pléyade de cristianos extraordinarios surgidos en la Iglesia de la reforma protestantes y posterior reforma tridentina.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa