Internacional

El jesuita Patxi Álvarez sobre el Sínodo Especial para la Amazonía

El padre Patxi Álvarez: “Diálogo y espiritualidad para una ecología integral”

Este 27 de febrero, concluyó en el Vaticano el Seminario de Estudio en preparación al próximo Sínodo del mes de octubre, titulado: “Hacia el Sínodo Especial para la Amazonía: dimensión regional y universal”. El padre Patxi Álvarez, S.J., explica los aportes de la encíclica Laudato Si’ a la “ecología integral”.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano, 28 de febrero de 2019
Padre Francisco Javier ÁLVAREZ

“Frente a las políticas públicas que buscan siempre defender sus propios intereses y sus propios países, nuestra tarea más urgente es precisamente aquella de defender el bien común, el clima, el agua, la cultura, los bienes de la naturaleza, las personas que habitan este planeta, un enorme reto al cual el Papa Francisco nos ha llamado”, lo dijo el sacerdote jesuita, Patxi Álvarez de los Mozos,  experto en ecología, análisis de la realidad social y espiritualidad, miembro de Alboan (ONG de cooperación internacional de los jesuitas), quien fue también Director del Secretariado para la Justicia Social y la Ecología de la Compañía de Jesús; invitado por la Secretaria del Sínodo para los Obispos a participar en el Seminario de Estudio: “Hacia el Sínodo Especial para la Amazonía: dimensión regional y universal”. El servicio es del P. Manuel Cubias, S.J.

Laudato Si’: nueva actitud hacia la creación

En la segunda jornada de trabajos del Seminario de Estudios abordaron los temas relacionados con la promoción de la ecología integral en la perspectiva de la Encíclica Laudato Si’. Dialogando sobre este tema con Vatican News, el P. Álvarez de los Mozos señaló que los contenidos de esta Encíclica “nos da pie a comenzar con una nueva actitud hacia la creación, en concreto una actitud de agradecimiento. El punto de partida de esta Encíclica – afirmó el sacerdote jesuita – es precisamente esta invitación a mirar el mundo con asombro y admiración para poder agradecerlo, amarlo y cuidarlo, sólo desde esa actitud es posible entablar una relación correcta con la creación. También es una Encíclica que liga perfectamente lo que es la vida en la tierra con nuestra vida – subrayó el P. Álvarez de los Mozos – ya que nosotros formamos parte de ella, por eso cuando hablamos de ecología y del cuidado de la creación, hablamos tanto del cuidado de la vida de los seres vivos del planeta y de nosotros mismos. La ecología integral aborda esa doble problemática, no sólo consiste en cuidar los bienes de la naturaleza, sino también en cuidar de nosotros mismos, en cuidar las generaciones que vendrán, de las personas con las que convivimos y especialmente de los pobres, de las culturas, sobre todo de las culturas indígenas”.

Diálogo y espiritualidad, dos brazos de la Laudato Si’

Además, en su intervención en el Seminario de Estudio en preparación al Sínodo de los Obispos del próximo mes de octubre, el P. Patxi Álvarez señaló que el tema de la “ecología integral” en la Encíclica Laudato Si’ se despliega como en dos grandes brazos. “Un brazo – precisó el jesuita – lo podemos ver plasmado, concretado en la necesidad de un diálogo. La propia Encíclica es un ejercicio de diálogo por parte del Papa Francisco, que en el año 2015 quiso participar en lo que era el debate internacional en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y también en torno al Cambio Climático”. Debate que en noviembre de 2015 concluyó con la cumbre de Paris, en la que los Gobiernos de diferentes países de forma autónoma tomaron medidas para hacer frente al cambio climático. “Este primer brazo – subrayó el P. Álvarez – es relativo al diálogo para generar políticas internacionales que den lugar a convenios obligantes a los Estados para tomar medidas de protección del medio ambiente, e igualmente diálogo en el ámbito local, en el ámbito nacional, diálogo con otras religiones, diálogo con las ciencias”.

Espiritualidad ecológica: nacer de nuevo

La ecología integral en esta Encíclica, explicó el P. Patxi Álvarez, también tiene un segundo brazo de desarrollo, que es precisamente el último capítulo del documento sobre “Espiritualidad y educación ecológicas”. “Ciertamente necesitamos una mística que nos anime a luchar y trabajar en defensa del medio ambiente y en defensa en general de la vida, de los más pobres y de las próximas generaciones. Posiblemente es la oferta más radical que tiene la Laudato Si’ – precisó el sacerdote jesuita – nos pide que cambiemos nuestra forma de vida, que nos situemos ante la realidad de una manera diferente, que adoptemos una actitud diferente y que nos entendamos ante ella de otra forma, no como depredadores tratando de explotar los recursos de la naturaleza, sino como protectores de la misma, respetando los bienes que la naturaleza nos da. Yo lo titulaba este apartado como ‘Nacer de nuevo’, a partir del diálogo que tiene Jesús con Nicodemo, y es este el desafío que en este momento nos espera, la necesidad de nacer de nuevo, tanto como personas individuales pero también como cultura, el Papa habla de una revolución cultural, necesitamos cambiar nuestro modo común de vida y esto supone una nueva ciudadanía, que nos preocupemos de lo público a nivel nacional e internacional de una manera nueva y colectiva, es decir, necesitamos una nueva conciencia ciudadana”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email