Internacional Última hora

El jesuita Gonzalo de Villa, arzobispo de Guatemala

Este jueves 9 de julio el Papa Francisco ha nombrado arzobispo de la archidiócesis de Santiago de Guatemala al jesuita Gonzalo de Villa y Vásquez, transfiriéndolo de la diócesis de Sololá-Chimaltenango. Monseñor De Villa es desde 2017 el presidente de la Conferencia Episcopal, puesto en el que acaba de ser reelegido este año para un segundo trienio. Hace una década ya fue obispo auxiliar en la diócesis capitalina, con el cardenal Rodolfo Quezada como arzobispo.

De Villa nació en Madrid el 28 de abril de 1954, aunque es hijo de guatemaltecos. Su madre, de hecho, falleció en el asalto militar a la embajada de España de 1980, y su padre fue también un destacado activista. Él, aunque nació en España, se trasladó pronto a vivir a Guatemala, y su vida siempre ha estado vinculada a América Latina. Entró en el noviciado de la Compañía de Jesús en la República Dominicana; estudió Filosofía en México primero, y en Nicaragua después; hizo la Teología en Venezuela; y fue ordenado sacerdote en Panamá (1983). Los votos perpetuos en la Compañía los hizo el 6 de febrero de 1993.

Máster en Pensamiento Social y Político (en Toronto) y diploma en Estudios Latinoamericanos, monseñor De Villa ha ejercido la docencia en Managua (Universidad de Centro América), Caracas y Guatemala. En este último país fue profesor de Filosofía en el Seminario Mayor Nacional y rector de la Universidad Rafael Landívar.

Obispo desde 2004

Posteriormente, el 9 de julio de 2004, Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de Santiago de Guatemala, siendo consagrado el 25 de septiembre de ese mismo año. Su lema episcopal es «Hágase tu voluntad». En la capital estuvo de auxiliar tres años, pues el 28 de julio de 2007 Benedicto XVI lo promovió a la diócesis de Sololá-Chimaltenango, que ha pastoreado hasta ahora. Desde el 2 de octubre de 2010 hasta el 14 de julio de 2011 ha sido también administrador apostólico de la otra archidiócesis del país: Los Altos Quetzaltenango-Totonicapán.

Su nuevo destino, la archidiócesis metropolitana de Santiago de Guatemala, tiene 2.591 kilómetros cuadrados y 5,7 millones de habitantes, de los que 4,6 millones (80%) son católicos. La jurisdicción tiene como sedes sufragáneas a Escuintla, Jalapa, San Francisco de Asís de Jutiapa, Santa Rosa de Lima, Vera Paz y Zacapa. Y cuenta con 160 parroquias, que son atendidas por 594 sacerdotes (202 diocesanos, 392 religiosos), tres diáconos y 1.529 religiosos: 662 religiosos y 857 religiosas. En el seminario había en 2017 (últimos datos disponibles) 53 seminaristas.

Monseñor De Villa toma en Santiago de Guatemala el relevo del salesiano Óscar Julio Vian Morales, fallecido en febrero de 2018, a los 70 años, a causa de un cáncer.

Print Friendly, PDF & Email