Iglesia en España Nacional

El Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Fructuoso organizó el Congreso Internacional Los últimos años de la vida de Pablo

instituto-superior-de-ciencias-religiosas

El Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Fructuoso organizó el Congreso Internacional Los últimos años de la vida de Pablo

El apóstol Pablo vivió el exilio, al final de su vida, en Tarraco

30 profesores de universidades y facultades de Teología de Europa y EUA han debatido en Tarragona sobre la hipótesis que Pablo viajara a Tarraco, en un congreso en el que han participado cerca de 200 personas

El  Congreso Internacional Los últimos años de la vida de Pablo, celebrado en Tarragona del 25 al 29 de junio, organizado por el Instituto Superior de Ciencias Religiosas San Fructuoso y promovido por la Facultad de Teología de Cataluña (FTC), hizo públicas las conclusiones a las que llegaron la treintena de profesores que participaron, y que representaban una buena parte de los mejores especialistas de todo el mundo, tanto del ámbito anglosajón y germánico como del mundo latino.

San Pablo es el personaje más influyente y el más conocido de los primeros tiempos del cristianismo. Gracias al libro de los Hechos de los Apóstoles, y sobre todo a sus propias cartas, podemos reconstruir en buena parte sus principales actividades como anunciador del evangelio en diversas regiones del Mediterráneo norte-oriental. También es posible observar a través de estos escritos su profunda tarea de reflexión pastoral y teológica, que le convierten en el primer gran pensador cristiano”, apunta el documento hecho público desde la organización.

Aunque las informaciones sobre la última etapa de la vida de San Pablo son, sorprendentemente, muy escasas, los Hechos de los Apóstoles explican que Pablo fue detenido en Jerusalén y, después de diversas peripecias, llegó como prisionero a Roma, donde vivía en un régimen de libertad condicional esperando ser juzgado por el emperador. El relato se para aquí y, aparentemente, no existen más datos en todo el Nuevo Testamento sobre el final de la vida del apóstol. La tradición posterior habla del su martirio en Roma en tiempos del emperador Nerón. “Por lo tanto, este estado de cosas hace que resulte atractivo observar esta etapa culminante y tan desconocida de la biografía de Pablo, para intentar descubrir algún dato más”, afirma el biblista Agustí Borrell, profesor de la FTC.

“El acercamiento al tema ha sido multidisciplinar –añade el Dr. Borrell-. Se han tenido en cuenta no sólo los datos bíblicos, sino también las evidencias arqueológicas, las fuentes literarias de los primeros siglos -textos apócrifos y patrísticos, autores judíos y romanos-, las informaciones sobre el derecho romano o su aplicación en el siglo I”. Este planteamiento ha dado una gran calidad a los trabajos del Congreso, que se ha enriquecido notablemente por los vivos debates entre los investigadores que han participado.

Una de las cuestiones implicadas en esta investigación es la posibilidad que San Pablo hubiera llegado a Tarragona. Se trata de una antigua y venerable tradición, que en los últimos años ha tomado un nuevo impulso. “Es evidente que esta era su voluntad: en la Carta a los Romanos, el apóstol explica su firme intención de llevar el evangelio a Hispania, después de pasar por Roma. Sus planes se vieron trastocados cuando fue detenido en Jerusalén. Esto retrasó, pero no impedió, su llegada a Roma. El interrogante es qué sucedió después. Una posibilidad que no se ha de descartar es que fuera enviado al exilio, y que su destino, puede que escogido por él mismo, fuera la ciudad romana de Tarraco. El testimonio más antiguo que ser conserva sobre el final de la vida de Pablo, la Primera Carta de Clemente a los Corintios, escrita a finales del siglo I, dice que Pablo fue exiliado, y también que llegó “hasta el límite de Occidente”, cosa que se puede interpretar como la realización efectiva de su proyectado viaje a Hispania”, apunta el documento de las conclusiones del Congreso.

Durante los cinco días en que se ha desarrollado el Congreso se han podido analizar, precisamente, estos datos y avanzar en el conocimiento del contexto social, político, jurídico y religioso en el cual se vivieron los últimos años de la vida de Pablo. “Tanto los que piensan que Pablo llegó a Tarragona como los que creen que nunca llegó admiten que por ahora no es posible llegar a una conclusión clara y definitiva –aseguran en las conclusiones-.

“La investigación continúa abierta –añade el Dr. Agustí Borrell-. Tanto si el apóstol estuvo físicamente en nuestras tierras como si no, lo que es seguro es que su testimonio y su enseñanza han arraigado desde tiempos antiguos, y continúan dando buenos frutos”.

 Este Congreso ha sido continuación del que se celebró el año 2008, también en Tarragona, sobre Pablo y Fructuoso. El  cristianismo antiguo en Tarraco (siglos I-VIII), con gran éxito. Como en aquella ocasión, para poder indagar en todas estas cuestiones el Congreso ha acogido a historiadores especializados en el imperio romano, el derecho y las penas legales romanas, especialistas en literatura cristiana antigua del s. I, arqueología y, evidentemente, exegetas del máximo prestigio mundial. Ha sido un Congreso científico que ha tratado de una cuestión difícil desde el punto de vista histórico, pero de gran relevancia, ya que la figura de Pablo, el final de su vida y su martirio interesan y van más allá de los límites del cristianismo.

Òscar Bardají

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas