Diócesis Iglesia en España

El Instituto Pontificio Juan Pablo II de la diócesis de Cartagena inaugura el curso

Monseñor Lorca Planes: “la familia es la mejor escuela de la experiencia de amor; donde se puede poner en marcha todos los días la llamada a la santidad”?El Instituto Pontificio Juan Pablo II celebró el viernes, 16 de noviembre, la apertura oficial de curso, con una Misa presidida por el Obispo de la Diócesis de Cartagena, Mons. D. José Manuel Lorca Planes.

Esta Eucaristía tuvo lugar en la Capilla de los Vélez, de la S.I. Catedral de Murcia, y estuvo concelebrada por el Director del Instituto, D. Alberto Guerrero, el Subdirector, D. José Antonio García López, el Canónigo D. Juan Uribe, y el Secretario Particular del Obispo, D. Maximiliano Caballero.

En su homilía, el Sr. Obispo se dirigió a los miembros de Instituto animándoles a afrontar los “retos del nuevo milenio”, dándole “primacía a la santidad”- como proponía el Pontífice Juan Pablo II. “Si el Papa apuntaba a la santidad como estilo de un cristiano, hoy también debe de ser la perspectiva de cada uno”- expresó. En este sentido, precisó que “vivir la santidad es vivir queriendo hacer la voluntad de Dios todos los días”.??Recordando las palabras de Santa Teresita del Niño Jesús, “mi vocación es el Amor”, alegó que “la fuente de la alegría cristiana está en la certeza de que somos amados por Dios”. “Es lo que nos tiene que mover – apuntó.- Especialmente, en un tiempo de formación, como el de vosotros, con una institución querida por Dios como el matrimonio y la familia”. “Quien se sabe amar, se siente a su vez impulsado a amar”- remarcó. “Poned en el centro de vuestra vida el Amor a Él y a los hombres”.??Mons. Lorca comentó que “la familia es la mejor escuela de la experiencia de amor; donde se puede poner en marcha todos los días la llamada a la santidad”. “Padres e hijos deben sentir fuertemente en su interior el atractivo del amor”- indicó.

“Vivimos la libertad de los hijos de Dios”- aseveró el Prelado. De este modo, explicó que la fe y la moral cristiana hacen fuerte y libre a la persona, de ahí el “sentido de los diez mandamientos, que no son una serie de ‘noes’, sino un gran sí al amor y a la vida”.? “El amor humano necesita ser madurado, purificado, también ir más allá de sí mismo – afirmó el Sr. Obispo, – para responder al anhelo de eternidad que lleva en su interior”. El Pastor especificó que “el amor entre un hombre y una mujer sólo se realiza plenamente en el matrimonio, en el Corazón de Jesucristo”.??Mons. Lorca Planes hizo también una llamada a la conversión, “para que nuestras palabras vayan acompañadas del testimonio y experiencia del ser de Cristo”. Asimismo subrayó que éste encuentro con Cristo, que “apunta hacia la santidad de vida”, “nos ha de llevar a la misión, a conocer la razón de nuestra paz interior, alegría o entusiasmo”.

“Os exhorto a contemplar el misterio del Amor de Dios con los ojos de la Santísima Virgen María, nuestro mejor Modelo de cristiano y de fe”. Bajo la protección de Nuestra Señora, Mons. Lorca les animó a pedirle que “os ayude a aceptar la voluntad de Dios y a levantar el ánimo, a aceptar la Cruz de Cristo; la humilde y oscura que nos viene dada, para cumplir en mi carne lo que le falta a los padecimientos de Cristo, que es la Iglesia”.??Finalmente, el Sr. Obispo les exhortó a responder a la llamada de Benedicto XVI, “estar enraizados y edificados en Cristo y firmes en la fe”.

 

Cristina Abbad Luengo

 Delegada de Medios de Comunicación

Obispado de Cartagena

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email