Nacional

El Instituto Español de Misiones Extranjeras, cauce de misioneros en diversas partes del mundo

Instituto Español Misiones Extranjeras
Instituto Español Misiones Extranjeras

OMPRESS-MADRID (8-1-13) Este 6 de enero, la Iglesia española ha celebrado la Campaña de Epifanía o Día de los Catequistas Nativos, promovida por el Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME). La mitad de esta colecta se destina a sostener al IEME, cuyos misioneros ejercen su labor en diversas partes del mundo. Uno de estos misioneros es Amadeo Puebla, entrevistado en la diócesis de Albacete.

– ¿Por qué misionero del IEME?

– Porque hace unos años se hizo una reflexión en nuestra diócesis y vimos lo conveniente que es el cauce misionero IEME para salir a la misión pues es específico para sacerdotes diocesanos y además se mantiene el vínculo de comunión con nuestra diócesis de origen, que nos envía.

– ¿Qué cosas son las que más valoras del IEME?

– Que los sacerdotes vivimos la fraternidad apostólica, trabajando en equipos y grupos. Desde el momento en que llegamos a la diócesis de destino, nos integramos, como uno más de los sacerdotes diocesanos, en el presbiterio de la diócesis, en los trabajos y en lo que se nos sugiera y siempre bajo las orientaciones del obispo local. También valoro mucho que la formación permanente, la oración personal y comunitaria y la revisión de vida son temas importantes en nuestra vida. Y algo que también me hizo significar de manera especial el IEME es el trabajo por todos, pero con preferencia por los empobrecidos y marginados.

– ¿Qué se pretende con la celebración del día del IEME y del Catequista Nativo?

– En este año el lema es: “Misioneros, portadores de fe y esperanza”, un buen lema para comenzar con un espíritu diferente el año, mirando más allá de nuestras propias vidas y comunidades y necesidades, siendo no sólo generosos y solidarios, sino hermanos con cualquiera que esté en este mundo y es que con esto se pretende ayudar a todos estos misioneros diocesanos, pero también ayudar a un instituto para la formación de catequistas, que está en Roma, pero que desde allí volverán a sus iglesias locales a contribuir en la evangelización y formación.

– Amadeo, ¿qué crees que la gente piensa cuando oye hablar de “las misiones”?

– Tengo que decir que mucha gente, no toda gracias a Dios, cuando oye hablar de “misiones”, sólo piensa en proyectos de promoción humana; tengo que decir, que no es nuestra labor primera, pues si no hay una evangelización que llene de valores a las personas y desde ahí vayan creando comunidades insertas en las realidades donde viven y Dios se hace presentes en sus barrios, en sus problemas y esperanzas, todos esos “proyectos” caerán pronto, no los sentirán como propios y “será peor el remedio que la enfermedad”.

También tengo que decir que no es que los jóvenes o la gente te ayude a hacer algo, sino que nos acompañamos los unos a los otros en ese caminar de encuentro con Dios y con los hermanos en los trabajos y compromisos, pues es solamente desde ahí como realmente se pueden sentir protagonistas y animadores de otros, ya que se les da confianza y campo de acción real.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas