Iglesia en España

El IEME, en el Seminario de Madrid

El Seminario Conciliar de Madrid acogió el viernes 21 de febrero la conferencia «Salimos o nos ahogamos: el IEME, un don para la Iglesia». Fue impartida por Eloy Bueno de la Fuente, doctor en Misionología por la Universidad Urbaniana de Roma y profesor de la Facultad de Teología de Burgos. El acto tuvo lugar en el aula magna del edificio, y tras la misma ofreció un testimonio Luis Carlos Rilova, misionero del IEME en Zimbabue.

El Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME) está celebrando estos días su centenario con un amplio programa de actividades. El Instituto es fruto de la llamada que en 1919 hizo el Papa Benedicto XV al entonces arzobispo de Burgos Juan Benlloch, para que creara una institución misionera dependiente de Propaganda Fide para los sacerdotes diocesanos españoles. Acababa de terminar la I Guerra Mundial, que había dejado muy mal parada la actividad misionera de la Iglesia, y el Pontífice consideró que era momento de recuperar el primer anuncio, de volver a la raíz fundamental y de llevar a cabo una purificación misionera, pretensiones que plasmó en su carta apostólica Maximud illud, sobre la propagación de la fe. Ese fue el contexto eclesial en el que vio la luz el IEME.

Hoy la institución es una sociedad de vida apostólica cuyos miembros, unos 120, están presentes en trece países de Asia, África y América. Desde su creación, ha servido de cauce misionero a casi 500 presbíteros diocesanos españoles.

Print Friendly, PDF & Email