Revista Ecclesia » El Hospital de la Magdalena dedica una habitación a la Venerable Sor María Teresa González Justo
habitacion-teresa-magdalena
Iglesia en España

El Hospital de la Magdalena dedica una habitación a la Venerable Sor María Teresa González Justo

El Hospital de la Magdalena dedica una habitación a la Venerable Sor María Teresa González Justo

Esta tarde, jueves 18 de abril, se ha inaugurado la recreación de la habitación de la Venerable sor María Teresa González Justo en la cuarta planta del Hospital de la Magdalena. El director del centro, Ramón Jiménez, declaraba que “es un honor tener una hermana de la Consolación que trabajó con otros compañeros, y que ahora la Iglesia está reconociendo la labor que realizó con los pacientes”. En la entrada, también se ha instalado una cerámica conmemorativa.

Esta religiosa, que se caracterizó por su sencillez, discreción y amor hacia los enfermos, estuvo en la Magdalena durante catorce años, dejando la huella de una atención humana y personal que sigue siendo una pauta de conducta en el cuerpo sanitario. En 1967 moría en la habitación que ahora se reproduce, y que estará abierta a la veneración de los fieles, igual que su sepultura en la iglesia del Colegio de la Consolación de Castellón.

En 1992 se promulgó el decreto de sus virtudes heroicas, por lo que ha pasado a considerarse venerable, el primer paso hacia la canonización. El congreso de consultores teólogos reconoce en sor María Teresa González su sentido de justicia, una caridad sin fronteras, la pobreza y la fortaleza.

Nacida en 1921 en Quintanar de la Orden (Toledo) su juventud estuvo marcada por la muerte de su padre durante la persecución religiosa del 36 y el perdón que concedió al asesino confeso. Ya en Castellón, promovió las camas misioneras entre los enfermos y escribió directamente al general Francisco Franco, para pedir que no se cerrase la Magdalena en un momento de serias dificultades.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa