Revista Ecclesia » El PSOE rechaza anular las inmatriculaciones de la Iglesia
Destacada Iglesia en España Última hora

El PSOE rechaza anular las inmatriculaciones de la Iglesia

El grupo socialista ha descartado este martes la posibilidad de anular las inmatriculaciones realizadas por la Iglesia católica desde la aprobación de la Constitución española, una propuesta defendida en el Congreso por ERC y Bildu y que ha apoyado su socio de gobierno, Unidas Podemos.

La Comisión de Justicia ha rechazado una proposición no de ley de ERC y Bildu para pedir al Gobierno el listado de bienes inmatriculados desde 1946, cancelar por «nulidad insubsanable» los asientos practicados por la Iglesia católica de acuerdo con la Ley Hipotecaria al menos desde 1978, «por inconstitucionalidad sobrevenida», y habilitar mecanismos para posibilitar las reclamaciones de los legítimos titulares de los bienes.

El PSOE, que se ha mostrado partidario de revisar cualquier bien indebidamente inmatriculados por la Iglesia en los juzgados, votan sin embargo no a esta propuesta. Según recoge la Agencia EFE, el diputado Juan Luis Soto ha recordado que el Gobierno ha cumplido el compromiso de publicar los bienes inmatriculados desde 1998. Del mismo modo, Soto ha asegurado que los socialistas comparten el «fondo» de la proposición no de ley, pero ha señalado que no podían apoyarla por seguridad jurídica.

Por su parte, la portavoz de Unida Podemos, Martina Velarde, ha defendido el voto a favor de la formación morada recordando que en el pacto de gobierno se incluyó la aprobación de las reformas legislativas necesarias para facilitar la recuperación de los bienes inmatriculados indebidamente por la iglesia y ha subrayado que su partido ya reclamó la nulidad de esos registros entre 1998 y 2015.

Velarde ha considerado que el listado hecho público por el Ejecutivodebería ser más detallado y ha instado al Ministerio de Cultura y al resto de administraciones públicas a reclamar por todas las vías a su alcance todos los bienes que figuren en su inventario de patrimonio histórico.

Inmatriculaciones de la Iglesia. ¿Un privilegio?

Algunas consideraciones sobre las inmatriculaciones

  • Inmatricular es inscribir por primera vez un bien en el Registro de la Propiedad.
  • Esto implica que no ha estado nunca ni en todo ni en parte inscrita, pues de lo contrario estaríamos ante el fenómeno de la doble inmatriculación.
  • Para inmatricular un bien en el Registro de la Propiedad es necesario acreditar el título de propiedad, o bien realizar un expediente de dominio, o bien mediante certificación.
  • La finca que accede por primera vez al Registro empieza con esta inscripción su historial y ha de ser necesariamente una inscripción del dominio de la finca.
  • La inmatriculación de los bienes no otorga la propiedad. El registro, y por tanto la inmatriculación, tiene simplemente una función probativa o certificativa, lo que otorga seguridad jurídica, pero no tiene función constitutiva de la propiedad.
  • Por esta razón, el sistema de inmatriculación prevé un período de 2 años de provisionalidad para corregir errores y presentar alegaciones. En todo caso, y de haberse producido, siempre podrán corregirse errores en el proceso.
  • El sistema de inmatriculación por certificación, vigente desde 1863 y hasta 2015 en el caso de la Iglesia, busca dar respuesta a la legislación desamortizadora del S. XIX (Mendizabal y Madoz), que había dejado a la Iglesia sin título de propiedad de muchos de sus bienes.
  • Como además, desde el comienzo del Registro de la Propiedad en 1863 hasta 1998 la Iglesia no pudo registrar los lugares de culto. A partir de ese año se comenzó la inmatriculación, hasta 2015 también por certificación, y desde ese año sólo por los cauces ordinarios.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa