Revista Ecclesia » El gobierno iraquí declara el 6 de marzo «Día Nacional de la Tolerancia y la Convivencia»
El primer ministro Mustafá Al Kadhimi, de 53 años, un exiliado de le época de Sadam, periodista y exjefe de los espías, quien asumió el cargo en mayo de 2020, ha dicho que «los cristianos representan uno de los componentes más auténticos de Irak», y ha deseado que regresasen pronto a su patria. «Irak es el país de todos los iraquíes y los cristianos son sus hijos originales». Con el actual gobierno se han producido significativos gestos para reconstruir la convivencia.
Encuentro interreligioso de hoy, 6 de marzo, en Ur, la patria de Abrahán.
Noticias Santa Sede Última hora

El gobierno iraquí declara el 6 de marzo «Día Nacional de la Tolerancia y la Convivencia»

El primer ministro de Irak, Mustafa al-Khadimi, ha anunciado que, en adelante, el 6 de marzo será un día festivo en el país en recuerdo de la histórica jornada de hoy. «En celebración del histórico encuentro en Nayaf entre el ayatolá Ali al-Sistani y el Papa Francisco, y el histórico encuentro interreligioso en la antigua ciudad de Ur, declaramos el 6 de marzo como Día Nacional de Tolerancia y Convivencia en Irak», ha anunciado en la red social Twitter.

Al Kadhimi, de 53 años, es un exiliado de le época de Sadam Hussein. Periodista de profesión, a su regreso a su país ejerció como jefe de los servicios secretos antes de asumir el cargo de primer ministro en mayo de 2020. Recientemente ha dicho que «los cristianos representan uno de los componentes más auténticos de Irak», y ha deseado que regresen pronto a su patria. «Irak es el país de todos los iraquíes y los cristianos son sus hijos originales». Bajo su mandato se han producido algunos signos relevantes para reconstruir la convivencia, como la declaración del día de Navidad como festivo o la emisión de sellos con imágenes de las principales iglesias cristianas.

Francisco ha realizado esta mañana una «visita de cortesía» a Al-Sistani en su residencia de Nayaf, la tercera ciudad sagrada del chiísmo —tras La Meca y Medina— al albergar la tumba de Alí, primo y yerno de Mahoma, el primero que se convirtió a la nuevo fe y fundador de esta rama minoritaria del islam. El encuentro, de 45 minutos, ha tenido lugar sin presencia de los medios de comunicación. El comunicado oficial de la Santa Sede no precisa nada de lo hablado por ambos. La oficina de prensa del dirigente chiíta ha indicado que conversaron acerca de cuestiones relacionadas con la «injusticia, opresión, pobreza, persecución religiosa e ideológica, y supresión de las libertades y la ausencia de justicia social».

En el posterior encuentro con los representantes religiosos en Irak celebrado junto a los muros de la bíblica Ur de Caldea, la patria de Abrahán, padre de las tres religiones monoteístas de Oriente Medio, Francisco ha hecho un apasionado llamamiento a las religiones a no permanecer callados «cuando el terrorismo abusa de la religión» y a dar pasos concretos en aras de la fraternidad y la paz en el mundo.

«Desde este lugar que es fuente de fe, desde la tierra de nuestro padre Abrahán, afirmamos que Dios es misericordioso y que la ofensa más blasfema es profanar su nombre odiando al hermano», ha dicho el Santo Padre. «Hostilidad, extremismo y violencia no nacen de un espíritu religioso; son traiciones a la religión. Y nosotros creyentes no podemos callar cuando el terrorismo abusa de la religión. Es más, nos corresponde a nosotros resolver con claridad los malentendidos».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa