Revista Ecclesia » El Fondo diocesano de Solidaridad celebra su colecta anual bajo el lema “Partir el pan, compartir la esperanza”
solidaridad
Iglesia en España

El Fondo diocesano de Solidaridad celebra su colecta anual bajo el lema “Partir el pan, compartir la esperanza”

El Fondo diocesano de Solidaridad celebra su colecta anual bajo el lema “Partir el pan, compartir la esperanza”

La recaudación se destina íntegramente a financiar proyectos de lucha contra la exclusión y de promoción social y laboral 

El Jueves Santo, Cáritas anima a la Iglesia Diocesana a compartir los bienes con el Fondo Diocesano de Solidaridad en la colecta anual destinada a financiar proyecto de promoción que buscan la integración de personas y colectivos en situación de exclusión social. 

El Fondo Diocesano de Solidaridad, gestionado por Cáritas Diocesana, es el cauce de la Iglesia Diocesana de Cádiz y Ceuta para compartir y ayudar en la promoción integral de personas y colectivos que padecen cualquier tipo de exclusión. Su principal fuente de ingresos es la colecta que se celebra en todos los templos de la Iglesia Diocesana en la tarde del Jueves Santo aunque también recibe aportaciones durante todo el año de las Cáritas parroquiales, particulares, comunidades religiosas, hermandades y cofradías y, además, se pueden hacer donativos permanentemente a través de la cuenta ES62  2103 – 4000 – 61 – 0030023814.

 

En el año 2013, el Fondo Diocesano de Solidaridad ha financiado, por una parte, la red diocesana de proyectos para personas sin hogar con una dotación de 18.016,60 euros, el programa diocesano de empleo con un total de 72.594,18 euros y, por último, acciones de desarrollo de las Cáritas parroquiales con un total de 9.387,96.

Igualmente, el Fondo Diocesano de Solidaridad gestiona el fondo “Familias” creado a raíz de la crisis económica con objeto de financiar acciones de promoción a favor de las familias que son atendidas en los servicios de acogida y atención primaria de las Cáritas Parroquiales. Su financiación expresa, se logra gracias a las aportaciones realizadas a través del 20% de la Comunicación Cristiana de Bienes de las Cáritas parroquiales y las donaciones específicas para este fin. Este capítulo de familias ha invertido en ayudas a familias víctimas de la crisis un total de 325.840 euros.

Partir el pan, compartir la esperanza. El lema elegido para esta jornada quiere invitar a reflexionar sobre el hecho de que cuando nos reunimos ante el altar para celebrar la eucaristía nos comprometemos a manifestar nuestra fe y nuestra certeza que Dios Padre envió a su Hijo amado para alcanzar un futuro mejor para la humanidad. La encarnación de Jesús, es el ejemplo más claro de que la esperanza de un mundo mejor es posible. Gracias a la intervención de Dios en la historia y, gracias a que, repartidos por el mundo, hay muchos cristianos haciendo vida el Evangelio de Jesús hoy es posible mantener viva la esperanza.

Alimentarnos de Jesús en la eucaristía es asumir su proyecto de vida y adoptar sus valores de defensa de la dignidad humana. Alimentarnos de Jesús es decir sí a todo aquello que favorece la inclusión, la fraternidad, la libertad y la restitución del hombre y la mujer herida a imagen y semejanza de Dios. Alimentarnos de Jesús es dar el primer paso para que empecemos a construir espacios de esperanza.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa