Internacional

El Estado Islámico decapita al británico Alan Henning

El Estado Islámico decapita al británico Alan Henning

  •  La aprobación del Parlamento del Reino Unido de intervenir en Irak ha servido de excusa
  • Era taxista de profesión y viajó a Siria para atender a las víctimas de la guerra
  • Los yihadistas han publicado en Internet un vídeo del brutal asesinato

El reciente inicio de los bombardeos del Reino Unido sobre Irak sirvió de excusa para que el Estado Islámico (IS, en siglas inglesas) publicara un vídeo con la decapitación de Alan Henning, un taxista de Manchester que viajó a Siria para atender a las víctimas de la guerra. Los yihadistas clavan una estaca más en el sendero del terror en el que se ha convertido su órdago contra Occidente.

Siguiendo el mismo patrón que en las tres ejecuciones de occidentales anteriores, el IS organizó toda una puesta de escena para mandar un mensaje a sus enemigos. «Obama, tú has empezado bombardeos aéreos sobre Sham -Siria-, que siguen golpeando a nuestra gente. Así que es nuestro derecho continuar golpeando el cuello de tu gente», desafía un militante vestido de negro junto a Henning.

El asesinado, de 47 años y padre de dos jóvenes, fue secuestrado hace nueve meses en Siria. Acudió al país, paradójicamente, junto a un grupo de amigos musulmanes que llevaban ambulancias y equipos médicos para asistir a los refugiados.

Según sus acompañantes, hombres armados irrumpieron en el almacén donde se encontraban, a pocos kilómetros de la frontera con Turquía, y les exigieron la documentación. Los milicianos hallaron sospechoso que Alan Henning no fuese musulmán y llevara en su pasaporte -igual que todos los pasaportes británicos- un chip.

Desde que en un vídeo anterior el IS diese un ultimátum para matarlo, algunos líderes islámicos habían pedido su liberación. Uno de ellos, el jeque Haitam Hadad, había subrayado que la ejecución de Henningsería «inaceptable» bajo la ley islámica. Un grupo de juristas han enfatizado lo mismo en una misiva abierta, dirigida al autoproclamado califa del IS Abu Bakr Bagdadi, publicada hace tres días en Internet.

Ultimátum

Este martes, en una aparición televisiva preparada por la Oficina de Exteriores del Gobierno británico, la mujer del ejecutado, Barbara Henning pedía clemencia a los yihadistas.

Reconoció haber recibido una grabación en la que su maridosuplicaba por su vida y detallaba que el tribunal islámico al que le había sometido el IS lo había considerado inocente de su acusación de espía.

«Nos entristece el por qué quienes lideran el Estado Islámico no pueden abrir sus corazones y mentes a la verdad de los motivos humanitarios de Alan para ir a Siria, y por qué continúan ignorando el veredicto de su propio sistema judicial», explicó. «Seguro que aquellos que quieren ser vistos como un Estado actuarán como estadistas mostrando compasión y clemencia».

Tras el periodista estadounidense Jim Foley, el informador Steven Sotloff y el trabajador humanitario David Haines, Alan Henning se convierte en el cuarto occidental que mata el IS desde que EEUU iniciara los bombardeos sobre Irak a mediados de agosto. Es también el segundo británico tras Henning

En la grabación, el IS amenaza con matar al estadounidense Peter Edward Kassig de continuar la ofensiva de la coalición anti IS que lidera Washington apoyado por varios países occidentales y árabes.

Kassig, natural de Indianápolis, es ex Ranger del ejército de EEUU. Participó en una misión militar en Irak en 2007, tras la cual decidió entregarse a la ayuda humanitaria.

Según escribió la revista ‘Time’ en 2013, el cautivo fundó el grupo Asistencia y Respuesta de Emergencias Especiales, dedicado, al igual que Henning y sus colegas, a enviar mantas, aparatos de cocina y tanques de combustible a los refugiados.

La ejecución de Henning se produce apenas un día después de que el Parlamento turco diese luz verde al primer ministro Davutoglu para enviar tropas a los países vecinos de Irak y Siria, lanzar operaciones militares desde suelo controlado por Ankara y ceder sus bases a la coalición internacional que combate al IS.

Por otro lado, en las últimas horas se ha tenido noticia de la muerte del primer soldado de EEUU que participa en la misión contra la organización yihadista. Se trata del marine Jordan Spears, de 21 años y natural de Menphis, quien desapareció en el mar tras saltar el jueves desde un avión para el transporte de tropas V-22 Osprey sobre el Golfo Pérsico cuando parecía que el aparato iba a estrellarse.

Fuente: ELMUNDO.es

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.