Santa Sede Última hora

El Estado del Vaticano impone la mascarilla también al aire libre

Desde hoy todos los residentes y trabajadores del Estado de la Ciudad del Vaticano deben llevar obligatoriamente la mascarilla, tanto en espacios abiertos o cerrados, para evitar contagios de coronavirus. Según una directiva emitida por la Gobernación del Vaticano, será obligatoria «cotidianamente en todos los lugares al aire libre y también en los espacios de trabajo en los que la distancia no pueda ser garantizada siempre». Además, el documento insiste en la necesidad de respetar las normas higiénicas.

La medida por lo tanto se aplicará en las calles y jardines del interior del Estado pontificio, a las que los turistas y peregrinos no pueden acceder, y también a los espacios abiertos, como la plaza de San Pedro. Y afectará especialmente a los trabajadores del Vaticano, el país más pequeño del mundo, y también a sus residentes, que en 2018 ascendían a 618 personas. De estos solo 246 vivían intramuros (104 eran miembros de la Guardia Suiza), mientras que el resto son generalmente diplomáticos que viven en el extranjero.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME