Iglesia en España Nacional

El consiliario diocesano de Valencia de la Junta de Hermandades y Cofradías preocupado por la fiesta de Halloween

Por Antonio DIAZ TORTAJADA. Sacerdote-periodista

El consiliario de la Junta Diocesana de Semana Santa de Valencia, ante el auge imparable de la fiesta de Halloween, justo la víspera del día de Todos los Santos, ha invitado a las diferentes cofradías y hermandades que se abstengan de difundir y propagar esta fiesta.

Las calabazas se usan para hacer pasteles. Este es el consejo, sin disimular la severa recriminación, de la jerarquía católica italiana. Cada año se disparan las alarmas ante el avance de una celebración importada y que, a juicio de los responsables religiosos de las diversas asociaciones de fieles, amenaza con suplantar las tradiciones cristianas o, lo que es peor, las desvirtúa y contamina.

Los sacerdotes invitan a los responsables a promover iniciativas católicas para explicar el significado religioso de la festividad de los difuntos, el primero de noviembre, y contraponerlo a las frivolidades de Halloween.

Festejar Halloween entra dentro de lo que el Vaticano, sobre todo bajo el papa Benedicto XVI, considera uno de los ejemplos más preocupantes del secularismo y del relativismo moral. Una costumbre pagana que se infiltra y eclipsa la tradición cristiana, confundiendo valores. Contemplar estas celebraciones, muchas veces en recintos incluso cuasi-sacros porque se realizan en lugares cargados de imágenes religiosas pasionales es una “horrible rendición al creciente relativismo”.
Más grave todavía es que el fenómeno se produzca en asociaciones públicas de fieles como son las hermandades y cofradías de Semana Santa que se da culto a la muerte que da vida, no a la muerte sin futuro, y afecta sobre todo a niños y jóvenes, y que se vea alimentado por la vorágine comercial. Es el escenario más peligroso que pueden imaginarse los responsables de la Iglesia católica, descontentos ya por el éxito de libros como los de la serie de Harry Potter y muy
preocupados de que la gente, en los países occidentales, haya dejado de practicar y satisfaga sus necesidades espirituales con pseudorreligiones como el yoga, la meditación o incluso la militancia en organizaciones humanitarias. Estas fueron algunas de las razones que llevaron Benedicto XVI a crear un nuevo dicasterio dedicado a la reevangelización de los países de tradición católica.
Los sacerdotes valencianos responsables a nivel diocesano y a nivel de los Poblados Marítimos recuerdan que la fiesta de los difuntos, “con tan fuerte tradición, también familiar, en el pueblo cristiano, ha sido contaminada desde hace años por Halloween”. “Desearía que los padres y educadores –-ha añadido el consiliario diocesano que cuida y vela por la fidelidad de la fe en las hermandades y cofradías valencianas––que rechacen la ilusión de que de esta fiesta importada de los Estados Unidos sea un carnaval alegre e inocuo que no deja trazas.

Y que comprendan, en cambio, el riesgo que comporta secundar una fiesta que tiene como fuente inspiradora el espiritismo y el sentido de lo macabro”. “Tal fiesta no tiene nada que ver con la visión cristiana de la vida y de la muerte –ha enfatizado
el sacerdote–. Y el hecho de que celebre tan próxima a la fiesta de los santos y del sufragio por los difuntos es un riesgo, desde el punto de vista educativo, de desnaturalizar el mensaje espiritual, religioso, humano y social de estos momentos fuertes que la fe cristiana lleva consigo”.

Además “ Halloween es una fiesta impuesta por el consumismo, caracterizada por mensajes virtuales que hacen ver también como fantástico el mensaje de la Iglesia”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email

Antonio Díaz Tortajada

Antonio Díaz Tortajada nació en 1947 en Castielfabib (Valencia). Sacerdote diocesano desde 1973. Miembro del Instituto Secular Jesús Sacerdote. Licenciado en Teologia, Ciencias de la Información y Diplomado en Psicología. Fundador de la emisora católica "Radio Luz de Valencia". Actualmente Consiliario de la Junta Diocesana de Hermandades y Cofradías. Columnista habitual en los diarios locales valencianos. Autor, entre otros libros, de: "Evangelización, lenguaje y cultura" (1983), "Llamados para anunciar el Evangelio de Dios" (1984), "Me encanta mi heredad" (1989), "Juan Pablo cree en los jóvenes"(1990), "El camino de la Cruz" (1991), "Arriesgar la palabra"(1993), "Plegarias" (1994), "El silencio de Dios" (1994), "Vivir lo que esperamos" (1997), "Viacrucis del Hombre Dios" (2000), "Háblame de Jesús" (2001) y "Variaciones sobre el Génesis" (2005)

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.