Revista Ecclesia » El Congreso Católicos y Vida Pública debate sobre la acogida en la Iglesia a las personas que practican otros modelos de familia
congreso-catolicos
Iglesia en España

El Congreso Católicos y Vida Pública debate sobre la acogida en la Iglesia a las personas que practican otros modelos de familia

El Congreso Católicos y Vida Pública debate sobre la acogida en la Iglesia a las personas que practican otros modelos de familia

El filósofo Agapito Maestre, el sociólogo Enrique Jiménez y la psicóloga Carmen Serrat-Valera han intercambiado impresiones en el debate ‘La familia a examen’

En el XVI Congreso Católicos y Vida Pública ‘La familia siempre: desafíos y espouranza’, organizado por la ACdP y la FUSP CEU

Madrid, 15 de noviembre de 2014. Dentro del debate ‘La familia a examen’, el XVI Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la Asociación Católica de Propagandistas y la Fundación Universitaria San Pablo CEU, ha asistido a  un intercambio de impresiones sobre el alcance de la mención que el último documento sinodal hace a los diferentes modelos de familia.

En el coloquio, ha sido el filósofo Agapito Maestre el primero en hacer alusión a este tema. Según ha expresado, el documento sinodal resulta “inquietante” en este punto porque plantea la apertura a una alternativa a la familia cristiana. “Es posible abrirse a otros modelos –ha señalado-, pero se ha de renunciar para ello al fundamento de la familia cristiana”. En este sentido, ha creído conveniente apuntar que el modelo de la sagrada familia es algo “normado”.

A este respecto, el presidente de Nova Coaching, el sociólogo Enrique Jiménez Soler, ha querido introducir un matiz sobre el sentido del texto nacido del sínodo. “El Papa no dice que hagamos una familia diferente, sino que se plantea cuál debe ser el papel de la Iglesia en la relación con estas personas”. A su parecer, la disyuntiva se plantea entre mantener la puerta “cerrada” u optar por una lógica de acogida y de amor. El propio Jiménez ha vuelto  a insistir en este enfoque en otro momento del debate, cuando se ha referido a la parábola del hijo pródigo: “abrámonos al hijo pródigo y veremos cómo el amor de Cristo primará sobre todo”.

Por otra parte, Jiménez Soler también ha señalado que lo que debe preocupar a los cristianos no es el riesgo de “contagio” de otros modelos de familia sino pensar el modo en cómo “contagiar” a los demás con el modelo propio.

Una actitud propositiva con la que se ha mostrado de acuerdo la tercera contertulia, la psicóloga y psicoterapeuta, Carmen Serrat-Valera. Desde su experiencia como terapeuta familiar, considera que, antes que poner el acento en el rechazo al divorcio, se ha de transmitir la idea de que hay solución para las crisis maritales. “Tres de cada cuatro matrimonios que pasan por una crisis y deciden no separarse superan la crisis y terminan siendo felices”, ha apuntado al respecto.  También ha reclamado más formación y apoyo para las parejas: “¿Por qué en el oficio más complicado de la tierra, que es la vida matrimonial y la educación de los hijos, tenemos que ir a pelo o con una mochila de conceptos vacíos?”, se ha planteado.

En otro momento, Maestre también ha reflexionado sobre la situación de la familia desde una perspectiva más sociológica. Desde su punto de vista, se da la paradoja de que “asistimos a la disolución de la familia y, al  mismo tiempo, a su idolatría. Todo el mundo quiere obtener la felicidad privada a través del matrimonio y la familia”. Respecto a España, ha deslizado un mensaje esperanzador: “en España la familia está fuerte, de hecho, creo que es lo que está sosteniendo a la sociedad”.

El debate ha sido moderado por el director de Informativos de COPE, José Luis Pérez.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa