Firmas

El compromiso por la paz ha de continuar con la oración y las obras de la paz

Editorial Revista Ecclesia
Editorial Revista Ecclesia

Los analistas internacionales consideran clave la segunda semana de septiembre de cara a que el presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, logre o no la “luz verde” para la intervención militar, el ataque bélico, a Siria. Mientras tanto, el Papa Francisco y con él no solo toda la Iglesia católica, sino también las Iglesias y confesiones cristianas y otros muchos creyentes de distintas religiones,  persisten en su “ofensiva” por la paz, en su campaña de oraciones, sensibilizaciones y gestiones políticas y diplomáticas para evitar este nuevo conflicto de carácter internacional, de dudosa eficacia –más allá de que nunca la guerra es eficaz o útil- y de imprevisibles consecuencias.

         Nadie duda de que lo que está ocurriendo en Siria desde hace dos años y medio es intolerable y que es imprescindible pararlo y pacificarlo. Resulta a todas luces evidente la condena del uso de las armas químicas, como el mismo Santo Padre ha expresado de modo inequívoco en distintas ocasiones. Pero la solución no pasa por responder a las agresiones con nuevas agresiones, a la violencia y al odio con más violencia y odio. No se puede añadir más dolor y extenderlo a toda una región, en este caso Oriente Medio, siempre cañaveral pendiente solo de una chispa para incendiarlo todo…

Como afirmó el arzobispo Mamberti, secretario de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados, urge emprender con valentía el camino de la negociación, del diálogo, del encuentro. Hay que salir de la espiral del dolor, de la destrucción y de la muerte. Hay que recorrer los caminos del perdón, de la reconciliación y del diálogo, premisas ineludibles de la paz, la más auténtica y más ineludible de todas las aspiraciones y necesidades humanas. Porque sin paz no son posibles ni la libertad, ni el progreso, ni el bienestar, ni el desarrollo, ni los derechos de las personas. Sin la paz nada es posible. Solo el dolor, el sufrimiento, la angustia, la muerte.

El clamor por la paz es, pues, una exigencia de justicia y de humanidad. Y es también un clamor de Dios. “¡Cómo quisiera –exclamó el Papa en la vigilia de oración del sábado 7 de septiembre en la Plaza de San Pedro de Roma- que por un momento todos los hombres y las mujeres de buena voluntad mirasen la Cruz! Allí se puede leer la respuesta de Dios: allí, a la violencia no se ha respondido con violencia, a la muerte no se ha respondido con el lenguaje de la muerte. En el silencio de la Cruz calla el fragor de las armas y habla el lenguaje de la reconciliación, del perdón, del diálogo, de la paz”.

Más de cien mil personas participaron en la citada vigilia de oración presidida por el Papa Francisco en la tarde-noche del sábado 7 de septiembre. Pero, como también indicábamos antes, no solo Roma fue un cenáculo por la paz, sino que en todos los rincones de la Iglesia se encendió la llama, la antorcha de la paz. El Papa Francisco ha sabido espolearnos bien por esta causa. Pero como él mismo afirmó el domingo 8 de septiembre, tras el ángelus, “el compromiso continúa” y es preciso mantenerlo con la oración y con las obras de la paz.

¿Y cuáles son estas obras? Espigando en su referida homilía de la vigilia del pasado sábado, encontramos algunas pistas. La primera de ellas es recordar que Dios quiere de nuestro mundo “una casa de armonía y de paz” y que así fue creado por Él.  Es necesario, pues, hacer examen de conciencia y descubrir que la “desarmonía” de la humanidad es fruto del pecado y del egoísmo,  de dejarnos fascinar por los ídolos del dominio, de la ideología, del interés y del poder, de ponernos en el lugar de Dios y de suplantarlo y eclipsarlo. Obra de la paz es también recordar, con palabras del mismo Papa, que ser personas “significa ser guardianes los unos de los otros” y no adversarios o enemigos a combatir, a suprimir o a superar. Y obra de la paz –repitámoslo una vez más- es  recorrer los caminos del perdón y de la reconciliación.

Y es que la paz no solo depende – depende mucho, por supuesto- de los políticos y gobernantes y de los sucios negocios de la guerra. También depende de todos.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
El compromiso por la paz ha de continuar con la oración y las obras de la paz, 9.9 out of 10 based on 9 ratings
Print Friendly, PDF & Email

Ecclesia

Administrador

2 comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Quiero que el Papa Francisco I, el Vaticano, y la Iglesia Católica de Lengua-Española sigan tomando nota de la EXCLUSIÓN del ESPAÑOL en las Fiestas Litúrgicas de los países de Lengua-Española y la INCLUSIÓN del INGLÉS en las Fiestas Litúrgicas de los países de Lengua-Inglesa en las Transmisiones de las 3pm en el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia-Polonia por parte de Sor María Elzbieta Siepak-ZMBM { Sor encargada de las Transmisiones de las 3pm } con el conocimiento y la aprobación del Rector del Santuario y la Sor-General de la Congregación-ZMBM { Jerarquía-ZMBM }:

    TRANSMISIÓN 09.09.2013 – San Pedro Claver [ ESPAÑA ]
    http://www.faustyna.pl/
    http://www.faustyna.pl/es/index.php?option=com_content&task=view&id=520&Itemid=520
    Polaco, INGLÉS, Checoeslovaco, Idioma X, Polaco, incluídos a las 3pm / ESPAÑOL EXCLUÍDO a las 3pm.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Claver

    Transmisión 30.08.2013 – San Richard Martin [ INGLATERRA ]
    Polaco, Italiano, Inglés, Español, Polaco incluídos a las 3pm / INGLÉS INCLUÍDO a las 3pm

    Transmisión 31.08.2013 – San Aidan de Lindisfarne [ IRLANDA ]
    Polaco, Inglés, Francés, Checoeslovaco, Polaco incluídos a las 3pm / INGLÉS INCLUÍDO a las 3pm

    Vean por favor el número de e-peregrinos de lengua-española inscritos en este horario de la e-Página Faustina en comparación con el número de e-peregrinos de lengua-inglesa y de los otros países inscritos en el mismo horario el 9 de septiembre:
    CORONILLA PERPETUA A LA DIVINA MISERICORDIA
    http://www.faustyna.pl/es/index.php?option=com_content&task=view&id=559&Itemid=559

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  • Completamente de acuerdo con lo que dice y hace el Papa Francisco en favor de la paz, Así mismo pienso que quizá sería también necesario CONDENAR CON MAYOR FUERZA LA MASACRE DE NIÑOS CON GAS SARÍN.
    Creo que sería muy bueno que el papa y los católicos pidieran a la ONU y a Putín, mentor de la dictadura siria, que se procediese a la destrucción controlada por la ONU del arsenal químico del que dispone Assad y que parece ser el más grande arsenal químico del mundo.
    Creo que hace bien la iglesia Católica en condenar con fuerza la existencia de armas químicas pero quizá y sobre todo en éste momento DEBERÍA ALZAR EL NIVEL DE EXIGENCIA PARA DESTRUIRLAS.
    Sin ninguna intención de faltar el respeto, pero absolutamente horrorizada por los videos de niños agonizantes con el gas sarín, creo que debemos, si, rezar por la paz pero al mismo tiempo decir BASTA a las armas químicas. El viejo dicho castellano de “A Dios rogando y con el mazo dando”.
    En espera de que esta pesadilla pase, pedimos a Dios con fuerza que ilumine a los líderes mundiales para que comprendan lo absurdo de la guerra contra otros países, pero también la cara más espantosa de la guerra cuando se hace contra la propia población y sobre todo cuando se lanzan bombas en el patio de un colegio y cuando la población indefensa no está provista de máscaras antigás.
    Con todo respeto pido al Papa que en sus oraciones tenga sobre todo presente las caritas inocentes de los niños muertos, de esas vidas cortadas cruelmente cuando eran apenas pequeñas rosas de Damasco apenas florecidas.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...