Internacional Última hora

El CELAM expresa su «impotencia, perplejidad y dolor» por el asesinato de George Floyd

El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) ha enviado un mensaje al presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) y arzobispo de Los Ángeles, José Horacio Gómez, para transmitirle su cercanía espiritual y repulsa por el asesinato del ciudadano afroamericano George Floyd, cometido por cuatro policías en Minneapolis el pasado 25 de mayo.

El crimen, como es sabido, ha desencadenado una ola de protestas sin precedentes en aquel país. Hay que remontarse al asesinato del reverendo bautista, defensor de los derechos civiles y premio Nobel de la Paz Martin Luther King, cometido en 1968, para encontrar una indignación y unas manifestaciones de rechazo tan generalizadas por un acto de brutalidad policial de origen racial como este.

La institución que preside el arzobispo de Trujillo (Perú), Miguel Cabrejos, comunica en su carta su «impotencia, perplejidad y dolor» al ver «la desproporción entre su captura y la manera en que fue tratado hasta morir por sofocación». «Compartimos con usted —le dicen al arzobispo Gómez— ese rechazo a un acontecimiento “sin sentido y brutal, un pecado que clama al cielo por justicia”. Ni en Estados Unidos ni en ningún lugar del mundo este tipo de actos debe suceder».

El CELAM califica de «comprensible» la indignación generada, que presenta como manifestación del dolor que sienten quienes nunca son escuchados, pero recuerda también que la violencia no debe tener cabida en las protestas, pues «nada se gana con violencia y mucho se pierde».

Sobre el racismo imperante en la sociedad estadounidense, el organismo que aglutina a las veintidós conferencias episcopales de América Latina y el Caribe recuerda las «iluminadoras y contundentes palabras del Papa Francisco», quien en su catequesis semanal dijo: «No podemos tolerar ni cerrar los ojos ante ningún tipo de racismo o exclusión y pretender defender la santidad de toda vida humana».

Brutalidad policial

Lo que comenzó como protestas raciales ha devenido en un debate sobre los métodos policiales, después de que se hayan hecho virales otros vídeos que muestran la brutalidad de los agentes. En uno de ellos, se ve cómo dos antidisturbios empujan al suelo a un anciano que se manifestaba contra el racismo en Buffalo (Estado de Nueva York), agresión por la que han sido suspendidos sin sueldo. En protesta por la sanción, otros 57 miembros de su unidad han presentado la renuncia.

Las protestas han cruzado la frontera. En Guadalajara (México) una manifestación acabó el 4 de junio con graves destrozos y enfrentamientos con las fuerzas del orden. Los convocados exigían justicia para Giovanni López, un albañil de treinta años, asesinado por la policía hace un mes. El joven fue detenido el 4 de mayo en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos cuando caminaba por la calle en compañía de su hermano, que grabó con su móvil el arresto. Este se produjo supuestamente por no llevar puesta la mascarilla (obligatoria allí) para protegerse de la COVID. Al día siguiente sus familiares debían ir al hospital de Guadalajara a recoger su cadáver: presentaba traumatismo craneoencefálico y un disparo en una pierna. Han sido detenidos tres policías locales.

Print Friendly, PDF & Email