Cuaresma 2015 Especiales Ecclesia Internacional

El Cardenal Tagle pide una Cuaresma para combatir la pobreza, de modo más comprometido

El Cardenal Tagle pide una Cuaresma para combatir la pobreza, de modo más comprometido

“Mientras haya una carencia de atención hacia los demás y prevalezca la indiferencia en nuestra sociedad, no habrá paz en el país”. En Filipinas el Cardenal Tagle, arzobispo de Manila, en ocasión de la Cuaresma lanzó un fuerte llamamiento orientado a luchar contra la “plaga de la injusticia social” un fenómeno que tiene su origen en la “cultura de la indiferencia”.

“Cuando decimos cultura – dijo el purpurado – hablamos de algo que ya se ha convertido en algo natural y espontáneo”. Por ese motivo es importante, subrayó, valerse de este tiempo de Cuaresma para renovarse, ofreciendo una atención especial a los sufrientes y a los necesitados. Una atención que se puede demostrar con la oración, pero también con actos concretos de caridad, sugirió el arzobispo, por ejemplo sosteniendo programas diocesanos contra el hambre y la malnutrición infantil.

Recordamos a este propósito las palabras de Papa Francisco en su viaje apostólico a Filipinas, durante su encuentro con los jóvenes el 18 de enero de 2015:

“¿Por qué sufren los niños? ¿Por qué sufren los niños? Recién cuando el corazón alcanza a hacerse la pregunta y a llorar, podemos entender algo. Existe una compasión mundana que no nos sirve para nada”. “Una compasión que, a lo más, nos lleva a meter la mano en el bolsillo y a dar una moneda. Si Cristo hubiera tenido esa compasión, hubiera pasado, curado a tres o cuatro y se hubiera vuelto al Padre. Solamente cuando Cristo lloró y fue capaz de llorar, entendió nuestros dramas”.

“Queridos chicos y chicas, al mundo de hoy le falta llorar. Lloran los marginados, lloran aquellos que son dejados de lado, lloran los despreciados, pero aquellos que llevamos una vida más o menos sin necesidades no sabemos llorar. Solamente ciertas realidades de la vida se ven con los ojos limpios por las lágrimas. Los invito a que cada uno se pregunte: ¿Yo aprendí a llorar? ¿Yo aprendí a llorar cuando veo un niño con hambre, un niño drogado en la calle, un niño que no tiene casa, un niño abandonado, un niño abusado, un niño usado por una sociedad como esclavo? ¿O mi llanto es el llanto caprichoso de aquel que llora porque le gustaría tener algo más? Y esto es lo primero que yo quisiera decirles: Aprendamos a llorar”.

También se hizo eco de las palabras del Cardenal Luis Antonio Tagle el arzobispo Rolando Tria Tirona, director de Cáritas de Filipinas, señalando la Cuaresma como “un tiempo fuerte para la Iglesia y para sus fieles, para reflexionar sobre el grito de ayuda de los pobres y de los oprimidos”, porque “escuchando a los indigentes y uniéndonos en la lucha contra la destrucción del ambiente, podemos verdaderamente sumergirnos en el llamamiento contra la globalización de la indiferencia lanzado tantas veces por el Papa Francisco”.

(GM – RADIO VATICANA)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email