Revista Ecclesia » El cardenal Poli en la coronación de Nuestra Señora que desata los nudos: «María deposita su fe en el poder mesiánico de su hijo»
Internacional Última hora

El cardenal Poli en la coronación de Nuestra Señora que desata los nudos: «María deposita su fe en el poder mesiánico de su hijo»

La parroquia San José del Talar, y santuario de Nuestra Señora que desata los nudos, en el barrio porteño de Villa Pueyrredón (Argentina), celebró el pasado domingo, 7 de noviembre, la coronación de la imagen de Nuestra Señora que desata los nudos.

La ceremonia estuvo presidida por el arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de Argentina, Mario Aurelio Poli, y concelebrada por el obispo auxiliar, Juan Carlos Ares, y el párroco del santuario, Ricardo Aloé, junto con diez sacerdotes, entre ellos Rodolfo Arroyo, quien recibió la imagen de la Virgen en 1996.

Carta del Papa Francisco

Durante el acto se leyó una carta que envió para esta ocasión el papa Francisco: «Hace 25 años, el 8 de diciembre de 1996, llegaba a esta casa de San José del Talar, la imagen de Nuestra Señora que desata los nudos. Y llegaba como es Ella: humilde y silenciosa, a esta parroquia que la recibió, como algún día San José también la recibió en su casa».

En su homilía, el cardenal Poli reconoció que «es un día de fiesta para la Iglesia porteña en el santuario de Nuestra Señora que desata los nudos. En la vida pública de Jesús aparece en forma muy revelada su madre, ya desde el principio. Son signos para anunciar el reino del cual Él es rey, pero no un rey de este mundo sino Rey del Universo».

«Ella confía y Jesús hace el milagro»

El cardenal prosiguió explicando que «María crió a Jesús, lo tuvo en su seno, le cambió los pañales, lo conoce. Y ahora María deposita su fe en el poder mesiánico de su hijo. Ella confía y Jesús hace el milagro. Qué comunión espiritual revela el Evangelio de san Juan entre Jesús y su Madre. Y eso nos llena de consuelo, de confianza. El hecho es elocuente. Jesús lo hizo por la delicada intercesión de su Madre».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa