Santa Sede Última hora

El cardenal Parolín conmemora los «75 años de compromiso por la justicia y la paz» de la ONU

El Secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin ha participado a través de un video mensaje en los actos conmemorativos del 75 aniversario de la apertura de la Asamblea General de las Naciones Unidas: «La difícil tarea de la búsqueda del bien común sigue guiando a los miembros de las Naciones Unidas que, tras estos años de historia y compromiso con los derechos, la justicia y la paz, siguen siendo una Organización necesaria para responder a las esperanzas de los pueblos», afirma el cardenal.

«Han sido tiempos de trabajo y compromiso en favor del derecho, la protección y el desarrollo del mundo, con fracasos y reveses, pero aún con la necesidad de seguir respondiendo a las esperanzas de los pueblos», ha expresado el purpurado que se une a los actos de la Asamblea General, que se están celebrando de manera virtual a causa de la pandemia.

«Un compromiso auténtico»

La contribución de la Santa Sede en este largo período, ha destacado Parolin, «nunca ha fallado en cuanto a apoyo y participación, desde 1964, cuando fue reconocida como Estado observador. Los Papas Pablo VI, Juan Pablo II» así como «el Papa Francisco»  siempre han apoyado a esta «noble institución como “centro moral” donde cada país pudiera sentirse en casa, donde la “familia de naciones” se reuniera y donde la comunidad internacional, en un espíritu de fraternidad y solidaridad, avanzara con soluciones multilaterales a los desafíos mundiales». Con respecto a la situación actual marcada por la pandemia del COVID- 19, «debemos trabajar juntos para superar el sufrimiento más grave del mundo, conscientes de que la carga que llevan algunos concierne necesariamente a toda la familia de naciones».

El Secretario de Estado se ha dirigido también a los diplomáticos que se sientan en la Asamblea, no sólo para revitalizar, en un mundo cambiante, el espíritu original de la Institución, «sino sobre todo para renovar el compromiso sincero con la búsqueda del bien común a través de un consenso y un compromiso auténticos».

A pesar de todo, ha concluido el cardenal Parolin en su discurso, «la ONU es el lugar donde los pueblos se encuentran en el diálogo y la acción común, que es hoy más necesaria que nunca para responder a las grandes esperanzas del mundo».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME