Iglesia en España Última hora

El cardenal Omella se une al Año Jubilar de Guadalupe: «Pidamos a la Virgen por la fraternidad»

«Os pido que os acerquéis en este Año Santo a visitar a la Virgen, y que le contéis lo que lleváis en el corazón». Con estas palabras se ha sumado el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la CEE al Año Jubilar Guadalupense.

El cardenal ha pedido que, en este año en el que el Papa Francisco «nos ha regalado» la encíclica Fratelli tutti, «recemos por la fraternidad». Omella ha insistido en la importancia de vivir todos como hermanos para así evitar «la confrontación y el sufrimiento» que tanta gente padece por los conflictos y también por las guerras.
Por eso, se sumó a la confianza en la oración a la Virgen, para que «sane las heridas» y «nos haga vivir siempre en fraternidad».

25 aniversario

El Año Jubilar 2020-2021 coincide con el 25 aniversario de la declaración del monasterio de Guadalupe como patrimonio de la humanidad. Igualmente, se celebra el centenario del nacimiento del primer Papa que visitó la Puebla de Guadalupe, san Juan Pablo II.

El Arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, junto a los obispos de la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz, a través de la Carta Pastoral «Guadalupe: Hogar de María, Casa de Sanación», han invitado a vivir este evento como «un acontecimiento eclesial de primer orden al que queremos hacer partícipe a todo el Pueblo de Dios que peregrina en las diócesis extremeñas». Igualmente, han pedido, tanto a extremeños, como a todos los devotos de Santa María de Guadalupe a «a aprovechar el acontecimiento de gracia del Año Jubilar y a unirse en las diferentes actividades que se van a realizar».

Un Año Jubilar histórico

El Año Jubilar Guadalupense dio comienzo el 2 de agosto, fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles de la Porciúncula, con el lema «Y desde aquella hora la acogió, el discípulo la recibió en su casa» (Juan 19,27) . Y se extenderá hasta el 8 de septiembre de 2021.

Se trata de un evento singular en la historia del monasterio de La Puebla de Guadalupe con el que se quiere invitar a todos los peregrinos a acoger a María. El Año Santo Guadalupense se festeja cada vez que el 6 de septiembre coincide en domingo, día de la fiesta litúrgica de Nuestra Señora de Guadalupe, tal como determinó el Papa San Pio X.

Fue en 2005, cuando el Papa san Juan Pablo II concedió la gracia del Año Jubilar Guadalupense siempre que la solemnidad litúrgica de la Santísima Virgen de Guadalupe coincidiera en domingo.

El primer año jubilar de Guadalupe fue establecido por el Papa Paulo III en 1536 y desde entonces solo se había celebrado en ocasiones excepcionales.

Durante la celebración del Año Jubilar, es costumbre atravesar la Puerta Santa de la basílica y tocar las piedras que están a la entrada, en la nave de Santa Ana, que según la tradición cubrió a la imagen durante siete siglos, tras haber sido sepultada para protegerla de la invasión árabe en el año 714.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME