Revista Ecclesia » El cardenal Omella rinde homenaje a los misioneros en el Día de África
Destacada Iglesia en España Última hora

El cardenal Omella rinde homenaje a los misioneros en el Día de África

Desde 1958, cada 25 mayo, se celebra el Día de África. Por este motivo, el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la CEE, ha querido rendir homenaje «a todos los misioneros que se entregan incondicionalmente a su labor evangelizadora».

En un país con muchos lugares «castigados por continuas guerras, poniendo en riesgo sus vidas», dice el cardenal, una de las respuestas a los problemas de África han sido los misioneros.

Cerca de 1000 misioneros españoles en África

Todas y cada una de las diócesis españolas tienen a misioneros en África. Son cerca de un millar de mujeres y hombres extraordinarios. Tal y como expresa OMP, «son hermanas que ayudan en dispensarios y en colegios del continente, con la constancia del amor que siempre está; son religiosos que hacen literalmente “de todo”, cura, enfermero, asistente social y, sobre todo, amigo; son laicos, que viven su vida diaria, en el África verdadera».

https://twitter.com/OMP_ES/status/1397109964536229889

Como explicaba Ramón Delgado (en la fotografía), misionero en Togo, «el África de los poblados sin luz, la del poco acceso a agua potable, la de un libro de texto para cuatro niños, pero también la de la esperanza, la de una juventud que ansía educación, la de las madres de familia que trabajan de sol a sol para que sus hijos tengan una vida mejor, la de las riquezas agrícolas y minerales que algún día gestionarán los africanos para los africanos».

Un martirio de explotación a través de la historia

La suerte y el destino de los africanos «no puede resultarnos indiferente», expresó el Papa Francisco a finales del año 2015, durante el regreso de un viaje a aquel continente. «Sería caer en la globalización de la indiferencia. África ha sido explotada siempre por las otras potencias… Hay potencias que buscan solo coger las grandes riquezas de África. África es un martirio, un martirio de explotación a través de la historia».

Como signo de solidaridad y de afecto, para hacerla presente en el corazón de la Iglesia, el Papa celebró por anticipado en Bangui, la capital de la República Centroafricana, la apertura del Año Santo de la Misericordia, convirtiéndola así en «la capital espiritual del mundo».

Nosotros como cristianos debemos sentirnos unidos a África y a los africanos: «Sus aspiraciones a la justicia y a la paz deben ser apoyadas especialmente por los europeos, pues las decisiones de hoy serán la base de la relación futura entre los dos continentes. África tiene futuro porque casi la mitad de la población tiene menos de 18 años. Pero ese futuro está amenazado por guerras, hambrunas y pandemias frecuentes, aunque pocas veces aparecen en nuestros medios de comunicación. Los diez países más pobres del mundo se encuentran en África. Las nuevas generaciones tienen derecho a permanecer en su lugar de nacimiento para servir a sus países y construir un futuro mejor para todos. Para ello deben contar con nuestro apoyo».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa