Revista Ecclesia » El cardenal Omella denuncia la creciente desigualdad «entre ricos y pobres»
Destacada Iglesia en España Última hora

El cardenal Omella denuncia la creciente desigualdad «entre ricos y pobres»

El cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona ha denunciado cómo la riqueza está cada vez más concentrada en menos manos y como la brecha entre las personas que más tienen está creciendo y pone en peligro la lucha contra la pobreza. «¿Hasta cuando vamos a permitir que esta brecha siga aumentando?», ha preguntado el cardenal a través de su cuenta de Twitter.

No en vano, el cardenal ha insistido en no pocas ocasiones en hacer un llamamiento a la administración «para que todos juntos podemos hacer más».

De hecho, Omella agradeció en su último discurso a la Asamblea Plenaria en el mes de abril, el «esfuerzo» que hacen tanto las administraciones como las entidades sociales y personas particulares después de más de un año de crisis sanitaria en nuestro país. «Creo que tenemos que ser conscientes de que esta pandemia y las crisis económicas que hemos tenido, han cronificado y aumentado la pobreza y esto nos tiene que hacer pensar más en temas sociales», reflexionó el presidente de los obispos españoles.

Una desigualdad que sigue creciendo

Según el informe 2019 de la ONG Oxfam Internacional la brecha entre ricos y pobres aumenta reduciéndose a tan solo 26 personas las cuales poseen la misma riqueza que los 3.800 millones de personas que componen la mitad más vulnerable de la humanidad.

El informe, que se centra en el papel que desempeñan los servicios públicos a la hora de luchar contra la pobreza, revela cómo los Gobiernos están exacerbando la desigualdad al no dotar los servicios públicos, como la educación y la salud, de la financiación necesaria, al conceder beneficios fiscales a las grandes empresas y las personas más ricas, y al no frenar la elusión fiscal.

Dicho texto, también revela como en los últimos 10 años, marcados por la crisis económica mundial, y sin tener en cuenta la pandemia, la riqueza de las personas más ricas del mundo se ha incrementado considerablemente, asegurando que el número de milmillonarios se ha duplicado.

La devastadora desigualdad en la actualidad provoca que 262 millones de menores no puedan ir a la escuela, casi 10.000 personas morirán por carecer de acceso a atención sanitaria y se realizarán 16.400 millones de horas de trabajo de cuidados no remunerado, mayoritariamente por parte de mujeres pobres.

Brecha de género

El informe también constata que la creciente desigualdad económica afecta especialmente al género femenino, siendo la mayoría de las personas más ricas del mundo hombres. A nivel mundial, las mujeres ganan un 23% menos que los hombres, y los hombres poseen un 50% más de riqueza que las mujeres.

Asimismo, los datos del Banco Mundial ponen de manifiesto que las mujeres tienen más probabilidades de estar sumidas en la pobreza, especialmente cuando están en edad reproductiva, debido a la carga de trabajo de cuidados no remunerado que se les asigna.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa