Coronavirus Iglesia en España Noticias Última hora

El cardenal Omella anima a rezar por las víctimas del coronavirus en la Jornada de Oración por los afectados

«Son muchas las personas que durante esta terrible pandemia han sufrido la pérdida de algún ser querido. Es especialmente duro el caso de aquellos que ni siquiera han podido despedirse de sus familiares. En esta Eucaristía compartiremos con todos ellos el calor de la comunidad cristiana, el consuelo de la fe y la esperanza en la resurrección». Con estas palabras, el presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, anima a participar este fin de semana en la Jornada de Oración por las víctimas de la pandemia. Una propuesta de la Comisión Ejecutiva a las diócesis españolas que se celebrará el domingo 26 de julio, fiesta de san Joaquín y santa Ana, patronos de los ancianos, el grupo social más golpeado por la enfermedad, o el sábado 25, solemnidad de Santiago apóstol, patrón de España.

«Hemos vivido una experiencia donde se han entremezclado sentimientos de confusión, temor, fragilidad… Muchas personas han padecido esta enfermedad y desgraciadamente demasiadas han fallecido», prosigue en su carta dominical el cardenal Omella, que celebrará la Eucaristía por los afectados por el COVID-19 el domingo a las 19 horas en la Sagrada Familia de Barcelona.

«Los cristianos creemos que Cristo nos da la clave para encarar las situaciones más duras, insiste. Además, insta a leer el Evangelio con atención «para ver que Jesús no se resigna jamás ante el mal. Lucha contra él hasta el final. Su muerte en la cruz es el signo más grande de solidaridad con todos los crucificados por esta pandemia, con todos los crucificados de la historia y del mundo. La resurrección de Cristo es la esperanza de todos los que han perdido a sus seres queridos. Cristo nos lleva al Padre. Cristo es la resurrección y la vida. Quien cree en Él, aunque muera, vivirá», concluye el purpurado en su mensaje.

Print Friendly, PDF & Email