Internacional Noticias

El cardenal Hummes presenta el borrador del Documento Final del Sínodo

Fue ayer por la mañana, en presencia del Papa y con 184 Padres sinodales en el Aula. El relator general, cardenal Claudio Hummes, arzobispo emérito de Sào Paulo y presidente de la REPAM, presentó el borrador del Documento Final de la Asamblea Especial para la Región Panamazónica en el Aula del Sínodo. El texto, que recoge los frutos de las intervenciones presentadas durante los trabajos, pasará ahora a los Círculos Menores para la elaboración de los «modos colectivos». Estas enmiendas  —mañana miércoles y jueves— serán incluidas en el Documento Final por el relator general y los Ssecretarios especiales, con la ayuda de los expertos. El texto será revisado por la Comisión para su edición y luego leído en el Aula el viernes por la tarde durante la 15ª Congregación General. Finalmente, el sábado por la tarde, en la 16ª Congregación General, se votará el Documento Final.

Conocer, reconocer y restituir

Ayer la homilía de la Hora Tercia estuvo a cargo de Miguel Cabrejos Vidarte, arzobispo de Trujillo y presidente del CELAM, quien instó a mirar el ejemplo de san Francisco y el Cántico de las Criaturas. «Para Francisco la belleza no es una cuestión de estética, sino de amor, de fraternidad a toda costa, de gracia a toda costa». El Santo de Asís «abraza a todas las criaturas con un amor y una devoción nunca antes vistos, hablándoles del Señor y exhortándolas a alabarlo. En este sentido, Francisco llega a ser el inventor del sentimiento medieval por la naturaleza».

Conocer, reconocer y restituir —dijo el presidente del CELAM— son los verbos que marcan el «ritmo» del camino espiritual del Pobrecillo de Asís, es decir, conocer el Bien Supremo, reconocer sus beneficios y restituirle le la alabanza. Si para San Francisco, en efecto, el pecado es una apropiación «no sólo de la voluntad, sino también de los bienes» que el Señor obra en el ser humano, la alabanza, por el contrario, significa restitución. «El ser humano no puede alabar a Dios como conviene, porque el pecado ha herido su filiación» con el Señor.

Dios, Padre de todos y de todas las cosas

Serán, pues, las criaturas, como dice San Francisco en el Cántico, las que llevarán a cabo la obra de la mediación para llevar la alabanza a Dios. Ellas, en efecto, llenan el vacío del ser humano, careciendo, por causa del pecado, de una voz digna de alabar al Creador. «San Francisco descubre en Dios el lugar de la Creación y devuelve la Creación a Dios, porque ve en Él no sólo al Padre de todo, sino también al Padre de todas las cosas».

Print Friendly, PDF & Email