Internacional

El cardenal Damasceno, presidente de la Conferencia Episcopal de Brasil, preside en Aparecida celebración promovida por los Heraldos del Evangelio

El Cardenal D. Raymundo Damasceno Assis, arzobispo de Aparecida y presidente de la Conferencia Episcopal de Brasil presidió la IV Romería Anual del Apostolado del Oratorio ‘María Reina de los Corazones’ hasta el Santuario Nacional de Aparecida, Brasil. Eran más de diez mil romeros provenientes de 80 ciudades de los estados de San Pablo, Río de Janeiro, Minas Gerais, Espíritu Santo, Paraná, Santa Catarina, Mato Grosso y Pará.

La peregrinación a la casa de la Nuestra Señora Aparecida se realizó con la intención de celebrar y agradecer los trabajos realizados por ese apostolado y alabar a la Patrona del Brasil, pidiendo gracias para la próxima Jornada Mundial de la Juventud JMJ Río 2013.

El Apostolado del Oratorio consiste em formar grupos de 30 familias y hacer peregrinar por sus casas un oratório del Inmaculado Corazón de María.

Delante del Santuario, en la Tribuna Benedicto XVI, después de ser introducida solemnemente y colocada en un lugar de honor la imagen de la Santa Madre de Dios, el Padre Ricardo José Basso EP, rezó el rosario con los peregrinos. Los cánticos de alabanzas a la Santísima Virgen fueron ejecutados por el Coro y Orquesta de los Heraldos del Evangelio.

El punto auge de esa IV Romería del Apostolado del Oratorio de los Heraldos del Evangelio fue la Celebración Eucarística presidida por el Cardenal Raymundo Damasceno Assis, Arzobispo de Aparecida y Presidente de la Conferencia Nacional de los Obispos del Brasil.Realizada en el Altar central del Santuario Basílica, ella fue concelebrada por Mons. Benedito Beni dos Santos, Obispo de Lorena y por Mons. Joaquim Justino Carreira, Obispo de Guarulhos, y por más 20 sacerdotes de los Heraldos del Evangelio, entre los cuales el Asistente Espiritual del Apostolado del Oratorio, D. Antonio Guerra, E.P. así como por numerosos párrocos que fueron acompañando a los peregrinos de sus respectivas parroquias.

En su homilía, el Cardenal Damasceno incentivó a los presentes a nunca perder la esperanza en la Madre de Dios y nuestra, que siempre está dispuesta a socorrer, a ayudar y conducir a sus hijos.

El apostolado del “Oratorio María Reina de los Corazones” es promovido por la Asociación Heraldos del Evangelio. Él consiste en la formación de grupos de treinta familias cada uno que realiza la peregrinación por sus casas de un piadoso oratorio del Inmaculado Corazón de María. El coordinador nacional de ese apostolado en Brasil Sr. Alcídio Miranda, afirmó que “el Santuario Nacional de Aparecida es una referencia para los participantes del Apostolado del Oratorio y ese momento representa para ellos la Iglesia doméstica en oración, reuniéndose a los pies de la Virgen, pidiendo su bendición, su protección, para quien, de hecho, es la Reina y Patrona del Brasil”.

Una de las señoras que reciben el Oratorio, al final de las oraciones, exclamó: “Éste fue el más bonito rosario de mi vida.” Ella tenía razón: allí era visto, de forma espontánea y sincera, lo que el brasileño tiene de mejor en su alma, o sea, la fe, la esperanza y el cariño para con su Madre, Reina y Patrona.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email