Diócesis Iglesia en España

El cabildo de Santander se amplía con la toma de posesión de dos nuevos canónigos

El cabildo de Santander se amplía con la toma de posesión de dos nuevos canónigos durante una misa presidida este domingo por el obispo

.- Alejandro Benavente y Roberto Negrete “pique que recen por ellos y recuerdan que su misión es anunciar el Evangelio

El cabildo es un colegio de sacerdotes al que corresponde celebrar las funciones litúrgicas más solemnes en la catedral

En la mañana de este domingo 17 de diciembre, han tomado posesión como nuevos canónigos de la Catedral Basílica de Santander los sacerdotes diocesanos, Alejandro Benavente Talaverón (Santander, 1972) y Roberto Santiago Negrete Ares (Santander, 1956).

El acto se celebró en el transcurso de una misa que presidió el obispo de Santander, Mons. Manuel Sánchez Monge, a las 12,00 horas, con un templo repleto de fieles, entre los que se encontró la alcaldesa de Santander, Gema Igual, acompañada de alguna de sus concejalas.

La toma de posesión formal se efectuó al término de la misa de este llamado Tercer Domingo de Adviento, conocido como de “Gaudete” (alegraos) por la inminente llegada de la Natividad del Señor.

Al término de la misa, en una sesión pública abierta del Cabildo que se celebró en donde se hallan los asientos capitulares, situados al fondo del presbiterio, se inició la ceremonia en la que el obispo, Mons. Sánchez dirigió una palabras a los nuevos canónigos, que estuvieron acompañados por todo el cabildo catedralicio.

Durante la ceremonia se invocó al Espíritu Santo mediante el tradicional cántico del “Veni Creator” que es uno de los más “inspirados y sublimes de honra al Espíritu Santo”, y compuesto en el siglo IX.

A continuación ambos canónigos tomaron sus respectivos asientos situados en forma semicircular debajo del retablo de la catedral donde están las sedes del Cabildo que preside el también párroco del Santísimo Cristo, Francisco Sánchez.

Con posterioridad, los dos nuevos canónigos se acercaron al Altar y con la mano apoyada en el Evangelio, juraron ser fieles al Cabildo de la Catedral de Santander y a mantener sigilo de las deliberaciones que se traten en sus reuniones.

Intervención de los nuevos canónigos

A continuación intervino ante los fieles presentes el primero de los nuevo canónigos, Roberto Santiago Negrete Ares, que pidió a todos “fervientes oraciones por mí para poder desempeñar con dignidad esta labor en fidelidad y amor”. También solicitó a la Virgen de la Asunción, titular de la Catedral y a los santos mártires San Emeterio y San Celedonio (patronos de Santander), que también “me ayuden a este fin para mayor gloria de Dios”, concluyó .

Después intervino el segundo de los nuevos canónigos, Alejandro Benavente, que agradeció a la familia y a los amigos a “descubrir mi vocación sacerdotal”.

Alejandro Benavente es Secretario particular del obispo de Santander desde su llegada a la Diócesis, por ello agradeció a Mons. Sánchez Monge con particular afecto “el poder compartir con el prelado cántabro “el día a día mi vida y mi ministerio sacerdotal.”

También dio las gracias al cabildo por su acogida, sencillez; una muestra de agradecimiento que extendió a los miembros de la vida consagrada y a otros colectivos de la Diócesis. Finalmente destacó que “nosotros sólo tenemos una misión, que es anunciar la Buena Noticia (el Evangelio) de Jesucristo y llevarla a los pobres y a los débiles.”

Durante la celebración cantó el coro “Tomás Ruiz de Victoria” que dirige el organista de la catedral, Norbert Itrich. Finalmente, como es tradicional se termino con un canto solemne a la Virgen de la Asunción, titular de la Catedral de Santander.

Los nuevos canónigos

El primero de los dos nuevos canónigos es Alejandro Benavente Talaverón, que nació en Santander el 1 de julio de 1972 y que es licenciado en Ciencias Económicas. Durante los seis años de preparación en el Seminario, realizó su pastoral en Valdeolea y otros cinco en el penal de El Dueso de Santoña.

Fue ordenado el 6 de octubre de 2013 por el entonces obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez Zamora. Su primer destino fue para atender a las parroquias de Galizano, Carriazo y Castanedo (Ribamontán al Mar), período en el que también fue capellán adjunto de las monjas clarisas contemplativas del monasterio de Villaverde de Pontones.

En mayo de 2015, es nombrado Secretario particular del actual obispo de Santander, Mons. Sánchez Monge, cargo en el que continúa y que combina con el de Ecónomo de la catedral.

El segundo nuevo canónigo es Roberto Santiago Negrete Ares, que nació en Santander el 6 de noviembre de 1956. Fue ordenado el 22 de mayo de 1994 por el entonces obispo de la Diócesis, Mons. José Vilaplana Blasco.

Su primer destino pastoral fue en Santoña y Treto, donde permaneció cinco años. Posteriormente fue nombrado párroco de Vega de Liébana donde ejerció durante tres años, y más tarde es trasladado a Caviedes y La Madrid durante un año.

Igualmente ocupó el cargo de director de la Obra San Martín y más tarde pasa a atender, durante 14 años, las parroquias de Azoños y Maoño donde también atendió como capellán el hospital de Liencres. Además ha estado al frente de la iglesia de Camargo desde 2012, cargo que ha combinado desde el pasado año con el de adjunto al confesor Penitenciario de la Catedral.

Palabras del Obispo

El obispo, Mons. Sánchez Monge efectuó una intervención durante la toma de posesión de los nuevos canónigos y formuló las palabras litúrgicas en latín que forman parte del rito. A continuación se dirigió a los dos canónigos y a los sacerdotes y fieles presentes que “estos don miembros suponen una vitalidad nueva y por tanto un enriquecimiento para nuestro cabildo”

Igualmente citó al Papa Francisco para indicarles que “la belleza de la fraternidad supone ser sacerdotes justos, siguiendo al Señor, no aisladamente, sino juntos, y teniendo en cuenta la gran variedad de dones de las personas; porque esta variedad enriquece al clero”. Asimismo destacó que la mejor forma de combatir el actual individualismo es mediante la fraternidad.

Características del Cabildo

El cabildo de canónigos, catedralicio o colegial, es un colegio de sacerdotes, al que corresponde celebrar las funciones litúrgicas más solemnes en la iglesia central o en una colegiata; compete además al cabildo cumplir aquellos oficios que el derecho canónico o el Obispo diocesano le encomienden.

El de Santander, como el resto de los cabildos, tiene sus propios estatutos, elaborados mediante legítimo acto capitular y aprobados por el Obispo diocesano; estos estatutos no pueden modificarse ni abrogarse sin la aprobación del Obispo diocesano.

En ellos se determina cómo se constituye el Cabido y el número de canónigos, además de establecer qué ha de hacer este colegio y cada uno de sus miembros respecto al culto divino y al cumplimiento del ministerio.

(Santander, 17 diciembre 2017).

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.