Iglesia en España Última hora

El beato «Lolo», en el Encuentro de adolescentes de la diócesis de Jaén

Prosiguen los actos organizados por la diócesis de Jaén para conmemorar el centenario del nacimiento del beato Manuel Lozano Garrido, «Lolo». Bajo el lema «Sí y gracias» ayer sábado, 7 de noviembre, tuvo lugar en Linares (Jaén) el IX Encuentro Diocesano de Adolescentes. El evento, organizado por el Secretariado Episcopal de Infancia y Adolescencia, tuvo lugar en el Santuario de la Virgen de Linarejos, un lugar muy querido por «Lolo», si bien los 150 chicos de las diferentes parroquias y movimientos de la diócesis que participaron en él lo hicieron de manera virtual. El acto ha pretendido acercar a los jóvenes la vida y la obra de «Lolo», un referente para vivir la santidad en vida cotidiana como algo normal.

Hasta el santuario mariano de Linarejos, cuidadosamente ambientado con carteles alusivos al beato, fue trasladada la urna con los restos de «Lolo», procedente de la basílica de Santa María. Tras el saludo de Javier Valsera y María Alejo —director del Secretariado y responsable de Adolescencia y de los Grupos Kairós de la diócesis, respectivamente—, el obispo de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, animó a los congregados física y telemáticamente a seguir el ejemplo de bondad del beato, de quien dijo que fue «un niño, un adolescente, un adulto enfermo, santo, culto y comprometido». «Lolo» —añadió— decía siempre «sí» a Dios, y se lo decía con alegría, y repetía también «gracias» porque se sentía acompañado, fortalecido por Él, y animado para hacer el bien a los demás.

El lema del encuentro —«Sí y gracias»— está tomado del libro del beato Bien venido amor (1969), donde dice que «con solo dos palabras, un “sí” al amanecer y un “gracias” a la caída de la tarde, se puede hacer la más breve y perfecta oración».

La cita continuó con el testimonio de José Utrera, miembro de la Asociación «Amigos de Lolo» y amigo personal entrañable de este, y con la proyección de un vídeo con algunos de los rasgos significativos de su vida y de su tarea evangelizadora, como su amor a la Eucaristía y a la Virgen; su faceta como escritor y periodista que empleó los medios de comunicación como plataforma evangelizadora; y su capacidad para llevar con alegría su larga enfermedad y ser ejemplo de vida cristiana.

Antes de finalizar se rezaron la oración preparada por Jesús Díez del Corral, consiliario del Secretariado, y el Equipo de Liturgia del mismo, y la oración del Papa Francisco que pide el fin de esta dolorosa pandemia, entonándose el canto a la Virgen de Linarejos «María, mírame».

Antes de la despedida, se anunció el comentario ganador de la actividad propuesta anteriormente, consistente en elegir a través de Instagram entre una serie de frases relacionadas con el beato. La preferida por los participantes, con 65 «me gusta», fue esta: «Por la oración podemos conectar con el Señor y recibir la fuerza que necesitamos para afrontar los problemas, GRACIAS LOLO».

Los actos conmemorativos del centenario del nacimiento de Manuel Lozano comenzaron el pasado 5 de septiembre, con una misa presidida por el obispo Amadeo Rodríguez Magro en la basílica de Santa María de Linares.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME