Revista Ecclesia » El ayuntamiento de Valencia dedica una calle al salesiano Angel Tomás, ya fallecido
Iglesia en España

El ayuntamiento de Valencia dedica una calle al salesiano Angel Tomás, ya fallecido

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, sacerdote-periodista

El Ayuntamiento de Valencia, coincidiendo con las fiestas de san Juan Bosco, ha inaugurado oficialmente la calle “Ángel Tomás, salesiano”. Es una vía perpendicular a la calle Sagunto y continuación de la calle San Bruno hasta la avenida de la Constitución.

La calle está situada en el barrio de la Obra Salesiana San Antonio Abad, donde el salesiano fundó el Grupo Martes. Concretamente será la calle prolongación de San Bruno.

Fue el Grupo Martes, fundado por él, quien comenzó a recoger firmas para lograr que el Ayuntamiento de Valencia otorgara una calle con el nombre del salesiano Ángel Tomás en mayo de 2011. La iniciativa contó desde el primer momento con el apoyo del inspector, Juan Bosco Sancho. Y todas las obras salesianas se volcaron con la iniciativa recogiendo más de 5.000 firmas para apoyar el proyecto.

Ángel Tomás (1941-2007), natural de Villena, ingresó en la Congregación Salesiana en 1958 y recibió la ordenación sacerdotal diez años más tarde. Licenciado en Filosofía y Psicología, tras estudiar en la Universidad Salesiana de Roma, en 1971 creó el Gabinete de Orientación Psicopedagógica, en el Colegio San Antonio Abad de Valencia y extendió este trabajo a otros colegios de la Inspectoría. Dotado de una gran sensibilidad por los más desfavorecidos, estuvo presente en diversas comisiones de lucha por ayudar a la inserción de jóvenes y adultos en riesgo, es así como funda en 1986 el Grupo Martes.

De 2000 a 2006 fue el superior de la Inspectoría Salesiana San José de Valencia. Terminado este servicio, dirigió la Casa de Acogida Don Bosco, en la calle San Bruno de Valencia, cargo que desempeñaba con gran entusiasmo y dedicación. Además Ángel Tomás recibió en 2006 el ‘Premio Valencia se solidariza’, concedido por la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento. Este acto fue el reconocimiento público de la sociedad valenciana a su gran labor por los más desfavorecidos.

A lo largo de todo el año, el “Grupo Martes” desarrolla con los miembros del grupo una serie de reuniones que se celebran, como indica el nombre del grupo, cada martes y que tienen como objetivo principal “el desarrollo de un taller de distensión emocional en el que los participantes charlan amigablemente sobre su vida diaria, sus problemas y también los buenos momentos que de ella reciben”.

Con estas reuniones se logra que las personas expresen sus emociones, sus inquietudes y sus vivencias, complementando la acción terapéutica de desintoxicación, con la de reequilibrio emocional, muy importante para una futura reinserción total de estas personas en nuestra sociedad.

La entidad gestiona en estos momentos un piso de apoyo al tratamiento de toxicómanos y otro de apoyo a la inserción laboral. La acción social del “Grupo Martes” se extiende además a los reclusos del centro penitenciario de Picassent donde, en grupos de quince personas, los voluntarios “abordan dinámicas de trabajo y de grupo en las que se trabajan aspectos como la reeducación en valores, la organización sanitaria, y la preparación para la libertad, entre otros.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa