Iglesia en España Última hora

El ayuntamiento de Ciempozuelos y Cáritas Getafe junto a los vecinos más vulnerables

El pasado 30 de noviembre el ayuntamiento de Ciempozuelos y Cáritas diocesana de Getafe, que atiende a todo el sur de la Comunidad de Madrid), firmaron el primer convenio de colaboración por una cuantía de 20.000€. Este acuerdo, previamente, había sido aprobado por unanimidad por los diferentes grupos políticos de la corporación municipal. El objeto del mismo es reforzar la atención y poder cubrir las necesidades básicas de los vecinos de Ciempozuelos más golpeados por la crisis social y económica provocada por la pandemia de la covid-19.

Gracias a esta gran coordinación entre ambas organizaciones, en Ciempozuelos, se ha podido responder de manera ágil, a todos aquellos vecinos que han necesitado una ayuda en estos meses. Desde que se decretara el estado de alarma, la Cáritas Parroquial de Ciempozuelos ha visto como aumentaba día a día la acogida, llegando a doblarse las personas atendidas. Más de cien personas han pasado por Cáritas, la mayoría de ellas con familias a su cargo. El equipo de sacerdotes y voluntarios de la organización han tenido que aumentar los días de acogida para poder atender la gran demanda.
Los perfiles de las personas que han solicitado ayuda han cambiado, ya que la mayor parte de ellos nunca había necesitado acudir a una organización como Cáritas. Muchos son autónomos o personas en ERTE que aún no han recibido las prestaciones y se han visto obligados a pedir comida o dinero pagar los recibos.

Los vecinos más vulnerables en el centro del convenio

Los beneficiarios del acuerdo serán personas del municipio en situación de ERTE, ERE, desempleo u otras situaciones de vulnerabilidad. Dichas circunstancias deberán ser garantizadas por Cáritas y posteriormente acreditadas ante el Ayuntamiento, por medio de memoria económica, memoria social y declaración responsable firmada por el responsable de la entidad. En caso que el Ayuntamiento lo viera necesario con una auditoría. Las ayudas irán destinadas para que los usuarios puedan comprar alimentos frescos, productos de higiene (como geles hidroalcohólicos), productos de limpieza, pequeños electrodomésticos básicos y enseres para la vivienda, productos de farmacia de primera necesidad y medicamentos y pago de recibos de alquiler o suministros básicos (agua, luz, gas, etc.)

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME