Diócesis Iglesia en España

El arzobispo de Valencia inaugura un encuentro de la Fundación Centisimus annus Pro Pontifice

osoro

El arzobispo de Valencia inaugura un encuentro de la Fundación Centisimus annus Pro Pontifice

El Arzobispo de Valencia, Carlos Osoro Sierra ha proclamado que la sociedad se construye mirando a ser humano como Dios le mira. En la inauguración del encuentro de la Fundación Centesimus Annus Pro Pontifice, en la que han participado empresarios comprometidos con la Doctrina Social de la Iglesia que “una cultura y una sociedad que mira al ser humano como Dios nos mira, se construye y encuentra salida” mientras que si lo hace “al margen de Dios, se autodestruye”.

En su intervención, Monseñor Carlos Osoro en un encuentro para abordar ideas y propuestas para salir de la crisis desde la perspectiva de la Doctrina Social de Iglesia, en la que han participado cerca de 200 empresarios. ha reconocido que “pasamos por una crisis que afecta a todos y con especial incidencia a los que son más pobres”. No obstante, ha apuntado que “como han recordado los papas y, actualmente, el Papa Francisco, esta crisis se funda sobre una crisis más profunda que amenaza a Europa y este mundo, como es la crisis ética y moral”.

Por este motivo, el Arzobispo de Valencia ha manifestado que es una “ocasión propicia para intensificar la búsqueda para salir de la crisis. Es un momento especial porque hay que seguir dando la noticia a los hombres de que Dios está a nuestro lado y que está de nuestra parte, de parte del hombre”.

“Él es quien nos construye y los problemas que hoy tenemos los hombres, ciertamente, tienen que ver con la presencia o la ausencia de Dios en nuestra vida”, ha añadido.

De esta forma, Monseñor Osoro ha exhortado a los empresarios cristianos a “acoger de verdad ese amor de Jesucristo nuestro Señor para buscar y hacer posible que todos los hombres puedan comer, y que todos los hombres puedan desarrollar su vida con esa dignidad que todo ser humano tiene y que tan maravillosamente nos ha revelado”.

En este sentido, el Arzobispo ha lamentado que “si bien es cierto que no están en discusión valores importantes como la solidaridad, la responsabilidad por los que sufren o el compromiso por los demás, también ocurre con mucha frecuencia que falta la fuerza que motive esos valores y, por tanto, quedan en el pensamiento y en los discursos, pero no entran a formar parte esencial de la vida y en la manifestación existencial en los movimientos de todos los hombres”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email