Carta del Obispo Iglesia en España

El arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, propone a San Juan de Ávila como modelo de sacerdotes

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, Sacerdote-periodista

El arzobispo de Valencia, Carlos Osoro Sierra en su última carta pastoral presenta al nuevo doctor de la Iglesia san Juan de Ávila  “como una luz necesaria para nuestro camino de nueva evangelización”. “con su doctrina todos nos dejemos iluminar en nuestro camino de seguimiento de Jesucristo y, muy especialmente, los sacerdotes”.

“Con su doctrina, añade monseñor Osoro Sierra, nos anima a vivir la vida cristiana, a ser sacerdotes de Jesucristo, a buscar a los que están alejados de la fe, a difundir el Evangelio con nuevo ardor, nuevo método y nueva expresión” “A san Juan de Ávila le tocó hacerlo en la convulsión más intensa que se daba en pleno siglo XVI, pues en aquella situación se convirtió en un apóstol y testigo cualificado a través de su vida ejemplar y de la luz que entregaba con su doctrina”

Citando al beato Juan Pablo II subraya el arzobispo de Valencia que “ante los retos de la nueva evangelización, su figura es aliento y luz, un modelo siempre actual”.

Este reconocimiento de San Juan de Ávila como doctor de la Iglesia es “una invitación a que fundamentemos nuestra vida en su pensamiento, en sus escritos y en toda su entrega y santidad”

Después de analizar al nuevo doctor de la Iglesia como “nuevo evangelizador” y como “maestro de la presencia y la ausencia”, subraya su dimensión de “maestro de evangelizadores y doctor del amor de Dios”. “Su encuentro con Jesucristo –añade–le urgía a evangelizar y a decir a los evangelizadores cómo debía de ser su vida para ser fervientes testigos creíbles de Jesucristo.”

Tras rastrear brevemente su biografía, monseñor Carlos Osoro, pone de manifiesto que “lo más importante de su vida es la convicción desde la que se explica todo lo que él hace y que reflejan sus mismas palabras: “La causa que más mueve el corazón al amor de Dios es considerar profundamente el amor que nos tuvo Él”.

“Algo esencial en su vida fue el amor al ministerio sacerdotal y la formación de los sacerdotes para ello mismo. Todos los discípulos de san Juan de Ávila, de la escuela sacerdotal avilista, tienen un denominador común: ilusión por la vocación sacerdotal, amor al sacerdocio, vida eucarística intensa, vida litúrgica fuerte, oración personal profunda, acogida de la acción del Espíritu Santo, predicación del misterio de Cristo y, desde este misterio, a la Virgen María, enderezar las costumbres, renovación de la vida sacerdotal según los decretos conciliares de Trento, no buscar dignidades ni puestos elevados, paciencia en la contradicciones y persecuciones, sentido de Iglesia, enseñanza de la doctrina cristiana y la dirección espiritual”

Concluye el arzobispo Carlos Osoro subrayando las relaciones entre san Juan de Ávila con san Juan de Rivera, más tarde, arzobispo de Valencia. Ambas figuras  “gastan la vida para que Cristo sea conocido, amado y testificado”

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
El arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, propone a San Juan de Ávila como modelo de sacerdotes, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email